Una final como las de antes

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Los jugadores del Oviedo celebran la victoria ante el Sabadell
Los jugadores del Oviedo celebran la victoria ante el Sabadell Real Oviedo

El partido de los abrazos, la tensión propia de mayo y la desesperación de un miembro del cuerpo técnico del Sabadell. La contracrónica desde el Carlos Tartiere

10 may 2021 . Actualizado a las 12:46 h.

'Blitzkrieg Bop', tema mítico de los Ramones, invadió todos los rincones del Carlos Tartiere justo cuando el Real Oviedo saltó a calentar. Esta novedad en la selección musical nos dejaba claro a los allí presentes que el duelo que estaba a punto de comenzar ante el Sabadell no era un partido más. La piña de los jugadores azules en el centro del campo poco antes de que Ocón Arráiz señalase el inicio de la contienda, algo nada habitual en el cuadro carbayón, nos lo acabó de confirmar. 

Conseguir más de media permanencia o, al igual que la temporada pasada, sufrir hasta las últimas jornadas. Esa era la diferencia entre ganar o no ganar al Sabadell para el Real Oviedo. Y bajo esa premisa, la atmósfera en el municipal ovetense recordó a la que se vivía hace casi un año cada siete días. Solo recordar, claro, porque los niveles de tensión que se alcanzaron en aquellos seis encuentros en territorio ovetense solo pueden ser equiparables a lo que están viviendo ahora Logroñés, Alcorcón, Cartagena y compañía. Pero algo es algo.

Tras unos diez minutos de reconocimiento, la tormenta dio paso al 1-0. Jimmy, capaz de jugar al nivel del futbolista con más minutos de la plantilla cuando en realidad ha estado meses sentado en el banquillo, alargó su gran segundo tiempo de Almería y puso uno de esos centros con los que sueña cualquier delantero. Rodri lo es y no lo desaprovechó. La calidad de la asistencia la explican la cantidad de abrazos que recibió el canterano azul. Al Oviedo le costó controlar el encuentro tras el gol, pero lo cierto es que durante 20 minutos no hubo acción en las áreas.