Al Oviedo le falta la mitad

A. SUÁREZ OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Cuco Ziganda y Bingen Arostegi, en un momento de la sesión de entrenamiento
Cuco Ziganda y Bingen Arostegi, en un momento de la sesión de entrenamiento Real Oviedo

El conjunto azul encara un verano de reconstrucción deportiva mientras afronta las primeras dudas sobre su modelo de gestión

07 jun 2021 . Actualizado a las 20:36 h.

El fútbol es un deporte que no espera a nadie. En el que un día puedes estar probando las mieles del éxito y al siguiente, sin explicación, sumido en una crisis. El Real Oviedo ha probado poco de los primero en las últimas dos décadas y bastante de lo segundo. Tras una temporada sin excesivas alegrías ni sobresaltos, los apuros empiezan a llamar a la puerta.

El verano que se presenta en la capital del Principado será de los que ponen a prueba a todos los estamentos del club. Todos tendrán su cuota de responsabilidad en lo que pase en el futuro cercano y ponerse de lado no va a servir. La realidad es la que es. Al Real Oviedo le falta la mitad de la plantilla, ratificar al cuerpo técnico y nombrar un nuevo director deportivo. Eso, sin entrar en el filial. Básicamente, la mitad del equipo por hacer.

Los plazos se acortan

Las dos primeras decisiones parecen estar a la vuelta de la esquina, pero siguen alargándose. El fin de semana transcurre con un total hermetismo desde el club. Mientras, las horas pasan y el club sigue sin anunciar la persona encargada de liderar el nuevo proyecto de Carso. El choque de opiniones interno y la ausencia de aprobación final desde México empiezan a lastrar la planificación del curso 21/22.