El hostelero asturiano que alimenta a la «City»

El ovetense Javier Fernández Hidalgo regenta la marca de restaurantes Hispania, cuya aventura empezó en Londres

Javier Fernández Hidalgo, propietario del restaurante Hispania, en Londres
Javier Fernández Hidalgo, propietario del restaurante Hispania, en Londres

Redacción

Si hay algo que se conoce de España en el extranjero, además del flamenco, las sevillanas, o más actualmente la música de Rosalía, es nuestra gastronomía. Concretamente las tapas se han ganado el corazón de miles de personas que ya sea en territorio español o no, cuando ven la palabra «tapas» en cualquier bar, ya están conquistado. Pocos sitios quedan en el mundo en el que no se conozcan estos pequeños platos, y la capital inglesa no se encuentra entre ellos.

En la zona financiera de Londres, concretamente junto al Banco de Inglaterra, en uno de los bajos del edificio Lloyds Bank, se encuentra el restaurante Hispania, uno de los mejores ejemplos de este fenómeno. El establecimiento está regentado por el asturiano Javier Fernández Hidalgo, ex presidente de la Cámara de Comercio de España en Londres, que lleva más de diez años establecido en la ciudad londinense. En este rincón acerca el Principado a todos los londinenses trabajando con la exportación de productos españoles hasta la capital inglesa.

Toda una trayectoria marcada por la asturianía

Fernández comenzó su andadura en Ibérica, otro de los restaurantes con vinculación asturiana y con más renombre de Reino Unido. Apenas dos años más tarde decidió emprender su camino en solitario, y fue entonces cuando aplicó en Hispania los conocimientos aprendidos durante su época en el restaurante de Nacho Manzano, el único chef asturiano que cuenta con dos estrellas Michelín, concretamente en su restaurante Casa Marcial. De trabajar junto con Manzano ha pasado a otros Estrella michelín como son Pedro y Marcos Morán. Padre e hijo regentan y se encargan de la cocina de Casa Gerardo, el restaurante con la estrella más antigua en vigor de Asturias, y desde su apertura se encargan de la carta y la cocina de Hispania

Su proyecto se ubica, además de en pleno centro financiero londinense, en un gran bajo de 900 metros cuadrados, en el que puede realizar varias actividades además de la típica de un restaurante al uso, que es recibir en el mismo a los comensales. Fernández estableció en su local una zona de «take away», algo muy común ahora en diferentes tipos de restaurante, pero muy novedoso en el momento en el que Hispania abrió sus puertas, en 2013. Además de esta zona, y dado a su gran tamaño, también posee una zona de bar, y una tienda gourmet con productos españoles dentro del propio local.

A la hora de abrir el restaurante, Fernández se implicó tanto en que todo fuese marca España, que incluso los elementos decorativos del mismo son españoles. Desde las cortinas, las sillas o las antigüedades, pasando por las mesas, tapicería y los muebles, hasta el suelo de Sevilla o la barra construida con mármol de Jerez. Y aunque desde su apertura pretende que Hispania sea un trocito de nuestro país en Londres, no puede evitar que el gen del norte destaque sobre el resto, con platos típicos de Asturias ya que tanto Fernández como propietario, como los socios, el chef y algún que otro personal de servicio son asturianos, y eso se plasma en la comida.

Actualmente, tras siete años abierto cara al público, Hispania se ha convertido en la referencia de la comida española en la «City», donde los comensales suelen ser aquellos que deambulan por la alta esfera económica londinense, aunque este restaurante se abra a todo tipo de comensales. Tras el éxito de Hispania en Londres, Fernández Hidalgo y su grupo Atlántica, optaron por ampliar horizontes y abrir otro restaurante, del mismo nombre, en Bruselas, donde lleva el mismo camino del éxito que el establecido en la capital de Reino Unido.  

Comentarios

El hostelero asturiano que alimenta a la «City»