«Ganar Xixón busca un pie en la calle y continuidad con lo bueno que se hizo en las instituciones»

Yolanda Huergo, cabeza de lista de la candidatura afín a Suárez del Fueyo en las primarias locales de Podemos, aspira a obtener «el mejor resultado» para «tener toda la fuerza y toda la voz posibles en las posibles alianzas o acuerdos» postelectorales

Yolanda Huergo
Yolanda Huergo

Gijón

Yolanda Huergo es la cabeza de lista de Ganar Xixón, una de las dos candidaturas que a partir de hoy empezarán a ser votadas en unas primarias de cinco días para decidir, a su vez, la lista con la que Podemos Xixón se presentará -esta vez como partido, liquidada la 'fórmula Xixón Sí Puede'- a las elecciones del próximo 26 de mayo. Licenciada en Derecho por la Universidad de Oviedo, funcionaria del ayuntamiento en Siero y especialista en urbanismo, es también coportavoz del Consejo Ciudadano de Podemos Xixón desde el pasado verano, tras la victoria de la candidatura del actual secretario general y portavoz municipal, Mario Suárez del Fueyo, ahora autodescartado no solo de la posición que finalmente ha ocupado Huergo en la candidatura de Ganar Xixón, sino también definitivamente de la lista. Huergo se enfrenta a la alternativa encabezada por Rosa Espiño bajo el lema Piensa Xixón.

-¿Con qué ánimo afronta estas jornadas decisivas?

-Muy animada. Asumo este paso con muchísima responsabilidad, y eso hace que a estas alturas esté también agotada. Pero creo que tengo una candidatura tan guapa y tan preparada para poder hacer un buen papel en mayo de este año que, con mucha gana de trabajar y de trabayar por ellos, y de que realmente tengamos la posibilidad de poder representar a esta organización en las elecciones de este año. En ese sentido, estoy muy ilusionada.

-Las dos candidaturas proponen el mismo objetivo -ganar Gijón para los ayuntamientos del cambio- y presentan, a primera vista, un perfil de integrantes bastante similar: variado, con profesionales y competencias en distintas áreas... ¿Cuál es el mensaje que les diferenciará ante sus potenciales votantes en estas primarias?

-Desde que esta candidatura dio el paso adelante, tuvo claro que tenía que tener un pie en las calles de Xixón. En la otra candidatura percibo un discurso quizá más orientado al punto de vista interno. Efectivamente, en esta candidatura hay muchos perfiles diferentes por trabajo o participación en movimientos sociales. Nosotros planteamos una continuidad para coger lo mejor del trabajo que se hizo en las instituciones durante este tiempo, y planteamos también conformar un programa politico, como siempre se hace en esta organización, compartido y colaborativo con toda la militancia y simpatizantes. Pero tal vez la diferencia fundamental es que ponemos más el acento en los probemas de Xixón y las necesidades de la ciudad, en lo que consideramos que tiene que ser esta ciudad, en las fortalezas que tiene y en lo que tenemos que poner en valor. Por eso precisamente esta candidatura pretende es ser lo más cohesionada posible, tener un equipo muy cohesionado que pueda hacer un buen papel en las elecciones de mayo. Esa es la fortaleza de esta candidatura. Tenemos que respetar el hecho de que evidentemente el programa hay que conformarlo. Es una candidatura colectiva, y yo me siento capacitada para encabezar y cohesionar ese equipo que tiene mucho que decir, cada persona en su ámbito. No es en absoluto una candidatura personalista, sino constructiva, muy colectiva y muy dispuesta a escuchar y trasladar de las instituciones lo que tiene que venir de la calle. No se trata de poner el foco ni en un sitio ni en el otro. Un grupo municipal, una institución que no escuche a la calle no sirve, y de la misma manera, una calle que no tiene representación  en las instituciones no tiene voz. Ese equilibrio es el que pretendo transmitir.

-Para quien llegue a mayo, será una experiencia inédita, con personas distintas en el liderazgo del partido y del grupo municipal. ¿Cómo enfoca esa situación, sobre el trasfondo de los conflictos internos y externos que en los últimos meses ha vivido Podemos Xixón y el final de XsP?

-El grupo municipal, evidentemente tiene que estar coordinado con la organización. La experiencia que tengo en el Consejo Ciudadano, en el que entré en la candidatura con Mario y asumí la portavocía, es la de que siempre pretendimos que las decisiones se tomen colectivamente y que sea efectivamente un órgano de dirección política, como es. Las necesidades son diferentes: puede haber una persona que lidere el grupo municipal y otra que lleve la organización del partido.  Lo importante es que haya buena conexión, entendimiento y de que la información fluya, y yo voy a tratar de que así sea por todos los medios. Son vasos comunicantes. El grupo por sí no sé si puede subsistir, pero necesita el apoyo de la organización de la que representa. La fuerza de las organizaciones está ahí. Hay que sacar el máximo resultado en mayo, tener el grupo municipal lo más grande y lo más cohesionado posible. Es la única manera de que podamos condicionar las politica y trayendo nuestra política a las instituciones. Pero el funcionamiento interno de del partido y la militancia es lo que hace a las organizaciones y lo que en definitiva es lo que representamos. Cuando estás en la institución representas a la ciudadanía, y hay que hacerlo con responsabilidad, pero evidentemente es la gente de la organización con la que tienes que mantener la conexión.

-El hecho de que Mario Suárez del Fueyo, el referente municipal y del partido, abandonase finalmente la candidatura, ¿les perjudica de cara a todos estos procesos electorales, o todo lo contrario?

-Ni una cosa ni la otra. Es un proceso natural. Si en algo tenemos que normalizar el discurso es en que la gente viene a las instituciones, trabaja al máximo para dar más del cien por cien de lo que puede, hace un paréntesis en su vida en todos los aspectos, pero que está muy bien que la gente no se perpetúe en las instituciones. En esta candidatura hay gente con experiencia que conoce la vida municipal. Pero la decisión correspondía a Mario, él es quien sabe por qué la toma y es quien la tiene que explicar. Yo pretendo liderar, si me toca, un relevo natural en todos los sentidos. Una de las cosas positivas que se está viendo y que hemos trasladado de la calle a las instituciones es el de que no hay profesionales de la política y gente que pierde la perspectiva de lo que es estar en las instituciones, y considerar que cuando uno decide después de un tiempo marchar y retomar su vida, que eso levante suspicacia o extrañeza. Lo lamentable es que no sea tan común y tan natural como a mí me lo parece. De todos modos, el apoyo de Mario a esta candidatura es evidente y yo espero poder seguir contando con su experiencia.

-El mapa político que viene estará de nuevo muy fragmentado, posiblemente aún más a izquierda y derecha. De nuevo, ¿qué diferenciará la oferta electoral de Podemos respecto a sus competidores por la izquierda?

-Intento ser muy respetuosa en la cuestión del programa hasta que se elabore de modo colectivo...

-Le pido entonces la opinión como militante, no todavía como candidata.

-Considero que la llegada de XsP a esta institución trajo cosas muy buenas, avances, propuestas e ideas que ninguna otra fuerza política trajo. Una de las cuestiones que vinimos haciendo y tenemos que seguir haciendo es la de ser un altavoz de los movimientos sociales en la institución municipal. Es una labor que creo que desempeñamos muy bien en este tiempo y tenemos que seguir haciendo. Tenemos una visión, no moderna, palabra que no me gusta, sino clara de lo que tiene que ser Xixón, no solo desde el punto de vista de la movilidad o el urbanismo, sino también las prioridades de nuestros vecinos y vecinas y ahí tenemos que seguir ahondando. En materia cultural, tenemos mucho que aportar, hay mucha gente que tenemos que escuchar. Si algo caracteriza a nuestra organización es precisamente el diálogo con colectivos vecinales o culturales. Es algo que nos diferencia y tenemos que seguir en esa línea. Aparte, creo que las personas figuran en esta candidatura todas tienen propuestas y planteamientos que vamos a intentar trasladar a nuestra organiación y que pueden introducir algún elemento novedoso e interesante que marque la diferencia. Pero aún no puedo adelantarme. Eso hay que consensuarlo para empezar a trabajar el día siguiente de las primarias.

-Respecto a la derecha, se esperan nuevos agentes políticos como Vox. ¿Exigirá eso alguna disposición determinada para entenderse por la izquierda?

-Tengo bastante claro que el objetivo fundamental de cara a las elecciones y en cualquier competición electoral es conseguir el máximo resultado posible. El bipartidismo terminó, no hay mayorías claras y estamos obligados a entendernos y dialogar. Eso cambió y es un proceso imparable. El pluralismo está muy bien, la necesidad de diálogo es positiva, el hecho de que no haya mayorías absolutas y que haya que dialogar, componer y llegar a acuerdos está bien. Pero creo que la única manera de llevar eso a buen fin es sacar el máximo resultado posible y poder plantear en los acuerdos la fuerza suficiente como para trasladar tus políticas y tus propuestas, que es para lo que estamos. El planteamiento que hago, más allá de ser consciente de que es un momento complicado y que la incertidumbre es alta y nadie hace pronósticos en una realidad muy cambiante, las cosas habrá que mirarlas después. La vista está puesta en sacar el mejor resultado de los posibles para tener toda la fuerza a la hora de tener voz en esas posibles alianzas o acuerdos a los que pueda llegarse.

Comentarios

«Ganar Xixón busca un pie en la calle y continuidad con lo bueno que se hizo en las instituciones»