Crimen machista en Gijón: el asesino confeso de Lorena Dacuña ingresa en prisión

La Fiscalía destaca la «gravedad de los hechos que se le atribuyen, la ausencia de domicilio conocido y el riesgo de una posible destrucción de pruebas»

El presunto autor del asesinato de Lorena Dacuña, José Manuel Sánchez
El presunto autor del asesinato de Lorena Dacuña, José Manuel Sánchez

Gijon

La titular del Juzgado de Violencia de Género de Gijón ha ordenado el ingreso provisional en prisión comunicado y sin fianza de José Manuel Sánchez, el asesino confeso y expareja de Lorena Dacuña, la octava víctima de la violencia machista en España en lo que va de año. A Sánchez, que se ha acogido a su derecho a no declarar, se le atribuye un delito de asesinato, sin perjuicio de que a lo largo de la instrucción dicha calificación pueda modificarse. Su ingreso en el centro penitenciario de Asturias será inmediato, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que también indica que entre víctima e investigado no existían denuncias previas. 

La Fiscalía de Área de Gijón había informado previamente de que había solicitado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza por «la gravedad de los hechos que se le atribuyen, la ausencia de domicilio conocido del detenido y el riesgo de una posible destrucción de pruebas». Sánchez, que fue detenido por la Policía Nacional el pasado miércoles en un piso del centro de Gijón, pasó esta mañana a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Gijón.

Lorena Dacuña y José Manuel Sánchez habían sido pareja durante ocho años, conviviendo en los últimos años en el mismo domicilio de La Calzada hasta que el pasado noviembre ella decidió poner fin a la relación. Hasta entonces, la relación que mantenían era, aparentemente, «normal». La sensación ahora, en el entorno más cercano de Lorena, es que, «de puertas para adentro», José Manuel no era sólo el hombre «que cocinaba y limpiaba en casa y cuidaba y quería a Lorena». «La sensación que tenemos es que debió pasarlo muy mal, que estuvo tragando mucho y sin desahogarse», lamentan compañeras de trabajo. En todo caso, no fue hasta noviembre que ella empezó a «desahogarse» en cierto modo con sus amistades más cercanas, contando incluso a sus familiares que él la acosaba mediante mensajes hasta el punto de decidir bloquearle recientemente. 

En el círculo de amistades de Lorena, formado principalmente por compañeras de la empresa de limpiezas en la que llevaba años trabajando, no conocían apenas a José Manuel. En un par de ocasiones, relatan, le habían visto ir a buscarla cuando ella salía con sus amigas y no habían llegado a mantener con él conversaciones más allá de saludarse: «A él no le conocía nadie y, en esas ocasiones, era bastante seco».

José Manuel Sánchez, que trabajaba como camarero, tenía tres denuncias anteriores por malos tratos de tres mujeres diferentes. Una de ellas era de su exmujer, con la que había tenido seis hijos. Lorena Dacuña, que tenia 41 años, había comentado a sus amistades en alguna ocasión que José Manuel tenía una hija.

Sus familiares han puesto en duda, además, que supiera que él tenía antecedentes como maltratador. «Era una feminista empedernida», ha explicado incluso su hermano, Francisco Dacuña, y además solía acudir a las manifestaciones y concentraciones de denuncia de la violencia machista hacia las mujeres. A partir de noviembre, cuando Lorena decidió romper la relación, algunas amistades, en vista de lo que ella relataba, le aconsejaron que interpusiera una denuncia. 

El pasado sábado Lorena Dacuña salió por la noche con una amiga y, al volver a su casa de la calle Callao, su expareja probablemente la sorprendiera y atacara con el fatal desenlace. El cuerpo de Lorena fue encontrado el lunes, después de que familiares accedieran a la vivienda tras haber sido advertidos por compañeras de que la mujer no se había presentado en su puesto de trabajo. Empezaba a trabajar de madrugada en una empresa de Tremañes y, con posterioridad, tendría que haber continuado las labores de limpieza en varios portales.

El cadáver presentaba, según reveló la autopsia, hasta 20 puñaladas y se encontraba junto a un charco de sangre y un cuchillo. El hallazgo se produjo pasadas las dos y media de la tarde, y de inmediato, se activó la investigación policial que, antes de confirmar que se trataba de un crimen de violencia machista, barajó varias hipótesis.

Tras recabar testimonios en el círculo más cercano a la víctima y reconstruir sus últimas horas de vida, pronto una de esas hipótesis centró las investigaciones y se inició la búsqueda de la expareja de la víctima. José Manuel Sánchez, que tampoco se había presentado en su lugar de trabajo desde el domingo, había alquilado una habitación en un piso del entorno de Zarracina. Allí fue donde se le detuvo el pasado miércoles pasadas las seis de la tarde, cuando abandonó el piso y se dejó ver en establecimientos hosteleros del entorno. 

El Ayuntamiento de Gijón decretaba ayer, tras confirmarse con la detención que la muerte de Lorena Dacuña la convertía en la primera víctima de 2020 de la violencia de género en Asturias, tres días de luto oficial con las banderas de la casa consistorial a media asta.

Ayer se celebraba una emotiva concentración en la plaza Mayor para acompañar a los familiares de Lorena Dacuña en su dolor y denunciar la lacra que representa la violencia ejercida contra las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. También se hacía un llamamiento a las mujeres que sufren esta violencia machista a que rompan su silencio y pidan ayuda en su entorno y en la red de apoyo de las instituciones constituidas precisamente para defenderlas y acompañarlas. 

El teléfono 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 51 idiomas diferentes. Este teléfono no deja rastro en la factura. Los menores también pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10, y los ciudadanos que sean testigos de alguna agresión deben llamar al 112.

«Queremos que sintáis que no estáis solos. Toda Asturias está con vosotros»

La Voz

Cientos de personas participan en una respetuosa y emotiva concentración de respulsa por el asesinato machista de Lorena Dacuña en Gijón

La violencia machista ha vuelto a golpear a la sociedad española y los asturianos han salido a la calle para mostrar su repulsa. Cientos de personas se han concentrado en Gijón para condenar el asesinato de Lorena Dacuña a manos de su expareja y para arropar a su familia en un acto marcado por la emoción y el respeto. Entre los asistentes, Francisco Dacuña, hermano de la fallecida, que se encontraba visiblemente afectado. «Queremos que sintáis que no estáis solos. Toda Asturias está con vosotros», le ha recordado cariñosamente Ana González, alcaldesa de Gijón.

Seguir leyendo

Comentarios

Crimen machista en Gijón: el asesino confeso de Lorena Dacuña ingresa en prisión