Gijón blinda la plaza de toros: ni Oktoberfest, ni fiestas privadas o de Nochevieja

El ayuntamiento diseña un plazo de usos con criterios que evitan «la mercantilización» de El Bibio

Entrada a la plaza de toros de El Bibio en Gijón
Entrada a la plaza de toros de El Bibio en Gijón

El Ayuntamiento de Gijón ha diseñado un plan de usos específico para la plaza de toros de El Bibio, por el que no autorizarán eventos o actividades privadas que no sean de interés general, como pueda ser el Oktoberfest, fiestas privadas o de Nochevieja. Así lo han anunciado la concejala de Hacienda, Marina Pineda, y la gerente de Divertia, Lara Martínez, quienes además han presentado una nueva instrucción que fija competencias y criterios para evitar la «mercantilización» del espacio público. Sobre la plaza de toros, Martínez ha recordado que pese a ser un Bien de Interés Cultural (BIC), el ayuntamiento tiene potestad para autorizar otros usos.

En concreto, ha indicado que los autorizados son: actividades de carácter musical, cultural, social, especialmente vinculadas al ocio juvenil, relacionadas con la promoción de la cultura tradicional, eventos deportivos, eventos corporativos, circos sin animales y eventos de interés económico social. No se autorizarán todas aquellas propuestas que no sean de interés general o cuya celebración entrañe riesgos, como fiestas de carácter privado o de Nochevieja.

Además, ha explicado que se ha establecido un procedimiento de acceso de la plaza de toros, que es propiedad municipal, por lo que, atendiendo a su nivel de protección, se gestionará a través de patrimonio cualquier autorización. No obstante, se elaborará cada año un calendario de eventos y actividades desde Divertia, para lo que se sacará una convocatoria pública con seis meses de antelación, aunque este año «quizás un poco menos», ha matizado y ha recogido Europa Press.

Habrá un plazo de solicitud del espacio por parte de todos aquellos agentes interesados. Divertia estudiará estas propuestas y serán autorizadas con base a criterios de interés general. Una vez pase esto, se derivará a los departamentos correspondientes municipales para los trámites oportunos. Eso sí, ha recalcado que la prioridad de uso será siempre para actividades organizadas desde el ámbito municipal. Una vez establecidas esas fechas, las restantes quedarán a disposición del resto de interesados. El objetivo, según Martínez, es lograr una coordinación entre actividades de la ciudad y una prevalencia del uso para actividades municipales.

Pineda, por su parte, ha apuntado que la instrucción se basa en garantizar el uso prioritario para eventos de interés general y la conservación del patrimonio cultural. Según la edil, pretende evitar imágenes como la de hace un año del Palacio de Revillagigedo, en la plaza del Marqués, con su fachada toda tapada por una gran instalación de una empresa de videojuegos, por ejemplo.

La instrucción se presentará en Comisión de Hacienda. Con ella se intenta clarificar, por una parte, las competencias de las distintas concejalías a la hora de autorizar el uso de espacios públicos, así como el procedimiento para hacer las solicitudes. También fija los criterios «lo más objetivos posibles» para conceder las autorizaciones de ocupación de bienes de uso público.

Se autorizarán, en este sentido, aquellas actividades culturales, deportivas, de ocio, de espectáculos y las de entidades sin ánimo de lucro. Se busca evitar la mercantilización del espacio público, facilitando su uso para actividades de entidades de carácter divulgativo e informativo. No serán autorizables, salvo razones excepcionales de interés general, la ocupación de espacios en el entorno de bienes declarados de interés cultural (BIC).

La instrucción lleva anexos unos planos de los espacios BIC de la ciudad, a lo que ha aclarado que no incluye Laboral Ciudad de la Cultura porque no es municipal. Estos son el entorno de Cimadevilla (plaza del Marques, el Palacio de Revillagigedo, en la zona del colegio Santo Ángel); la parte frontal de la plaza de toros -no así la de atrás-; la zona Centro -aunque en la zona más próxima a la plaza del Instituto sí se autorizarán estos usos; y el colegio Cabrales. Tampoco se permitirán aquellos usos que supongan transacciones comerciales, siempre con la excepción de aquellos mercadillos que se consideran de interés general, como pueda ser el Artesano y Ecológico de la plaza Mayor o puestos durante la Feria del Libro.

Estarán prohibidas, asimismo, las autorizaciones también en el caso de las actividades promocionales de empresas privadas, salvo las que se desarrollen en el marco de eventos de interés para la ciudad y por su potencialidad de atracción de visitantes o para promover actividades de interés como la movilidad sostenible. El ayuntamiento tampoco autorizará la instalación de circos o espectáculos con animales y aquellas otras que respondan a intereses meramente particulares, como fiestas, bodas y otros.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Gijón blinda la plaza de toros: ni Oktoberfest, ni fiestas privadas o de Nochevieja