Entradas escalonadas, comedor a domicilio y más personal: Gijón diseña su vuelta al cole

Las Escuelas de 0 a 3 años abrirán sus puertas, de manera progresiva, a partir del 7 de septiembre. El consistorio incorpora conserjes, técnicos de Infantil y limpiadores

Alumnos del IES Jovellanos de Gijón a su llegada a las aulas
Alumnos del IES Jovellanos de Gijón a su llegada a las aulas

El concejal de Educación y Cultura de Gijón, Alberto Ferrao (PSOE), ha dado a conocer la planificación escolar, correspondiente a la competencia municipal, de cara a garantizar una vuelta a las aulas segura el próximo curso 2020/2021, con medidas como escalonamiento de entradas o supresión de plazas de aparcamiento en las proximidades de los centros educativos para evitar aglomeraciones. Ferrao ha destacado que esta planificación escolar es fruto de la cooperación de varias concejalías y departamentos municipales. Así lo ha hecho tras su comparecencia en la Comisión Extraordinaria de Servicios y Derechos Sociales, en la que también ha hecho un llamamiento, tanto a la comunidad educativa como a las familias, apelando a la responsabilidad individual.

Por etapas

En cuanto a las escuelas de 0 a 3 años, ha señalado que Gijón cuenta con 13 escuelas infantiles de 0 a 3 años, con un total de 893 alumnos. Estos comenzarán el curso entre el 7 y el 28 de septiembre, de manera progresiva, respondiendo a las instrucciones de la Consejería de Educación. La Red de escuelas municipales de 0 a 3 cuenta con 124 educadoras a tiempo completo y 16 a media jornada, a las que se incorporarán siete técnicas superiores, procedentes de los planes de empleo, y otras seis, dentro del programa Reinicia Gijón. Asimismo, se garantizará la separación en los patios de recreo, en coordinación con las direcciones de las escuelas, con la instalación de elementos móviles que así lo permitan, informa Europa Press.

En el caso de los centros educativos de Infantil y Primaria, se incrementará el número de conserjes hasta alcanzar los 17, abarcando todos los centros que superen los 300 alumnos. Una medida que se adopta a sabiendas de que se utilizarán todas las puertas de entrada y salida, dentro de las medidas antiCOVID-19. En la entrada de 16 de estos centros, tanto públicos como concertados, se instalarán bolardos para generar espacios y aumentar de esta forma las distancias.

Eso sí, Ferrao ha adelantado que esta medida puede ampliarse a más centros, en función de las peticiones de cada uno de ellos. También se contará con la presencia de efectivos de Protección Civil, y de la Policía Local y Guardia Civil (en la zona rural) para regular las entradas y salidas, y a petición de los centros, se celebrarán jornadas de formación por parte de la Policía Local, dirigidas a las AMPAS.

Respecto al servicio de comedores escolares y atención temprana, se baraja un escenario triple, coincidiendo con los de la consejería para el desarrollo del curso; presencial, mixto o sin clase. En el primer caso, el servicio de comedor se desarrollará con total normalidad, mientras que en el segundo caso, todos aquellos niños con beca de comedor, que no acudan a las aulas, podrán recoger la comida en el centro, al igual que ocurrirá en el caso de que no haya clases, salvo que vuelva a prohibirse la movilidad. En este último supuesto, el ayuntamiento intentará hacer llegar los menús de los becados a las casas, y de no ser posible, se volvería al sistema de ayudas que ya se puso en marcha en el anterior confinamiento.

Extraescolares

Por otro lado, el edil de Educación ha comunicado que, desde el Ayuntamiento de Gijón ya se ha solicitado al Principado el uso de espacios municipales para el desarrollo de actividades extraescolares a lo largo del curso escolar. Se trata de actividades que prepara la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular, el Patronato Deportivo Municipal y el programa de conciliación 11x12. El edil ha justificado que consideran que estas actividades son «imprescindibles, en tanto en cuanto son elementos formativos y de desarrollo de las personas, además de favorecer la conciliación».

Unido a todo ello, se incrementará la limpieza de los centros de Infantil, Primaria y Secundaria, aumentando en 36 personas los equipos de limpieza, y ocho más para la cobertura de posibles bajas, todo ello de manera inicial.

«Estamos abiertos a cualquier necesidad que nos trasladen los centros o aquellas que marque la Consejería y/o autoridades sanitarias», ha indicado, no obstante.

La difícil vuelta a clase en el instituto más saturado de Asturias

Luis Fernández
El instituto de Secundaria de La Corredoria (Oviedo)
El instituto de Secundaria de La Corredoria (Oviedo)

El director del Instituto de La Corredoria explica las dificultades que tiene el centro para garantizar las medidas de distancia social en el inicio de curso

Llueve sobre mojado en el IES de La Corredoria de Oviedo. El centro, el más masificado de Asturias, ya tenía dificultades para acoger a todos sus alumnos antes de la pandemia del coronavirus, por lo que ahora la situación es todavía más complicada. El Principado mantiene su intención de que la vuelta a las aulas sea presencial, pero la evolución de los datos en las últimas semanas ha provocado que se abra ahora la opción de un modelo mixto -con alternancia de asistencia a las aulas y clases telemáticas-. La evolución epidemiológica de las próximas jornadas será clave para tomar la decisión definitiva. Mientras tanto, Francisco de Asís Fernández, director del instituto, hace malabarismos para ultimar un protocolo para el que, asegura, le falta información por parte de la Consejería de Educación.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Entradas escalonadas, comedor a domicilio y más personal: Gijón diseña su vuelta al cole