La huida del seleccionador Lopetegui también retrata a Luis Rubiales

El presidente de la RFEF se enteró de la contratación del vasco por boca de Florentino Pérez

.

A Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol, el fichaje de Julen Lopetegui por el Real Madrid le pilló con el pie cambiado, o, lo que viene a ser lo mismo, en Moscú, donde iba a participar en el Congreso de la FIFA y, por tanto, lejos de donde se cocía lo que amenaza con convertirse en una grave crisis en vísperas de que España debute en el Mundial de Rusia. Anoche regresó de forma apresurada a Krasnodar, apartó de malos modos a los periodistas y se negó a responder a las preguntas.

Al parecer, el presidente de la federación, que hace solo unos días se hizo la foto con Lopetegui con motivo de la ampliación hasta la Eurocopa del 2020, se enteró por Florentino Pérez -con el que presumía de tener una excelente relación- de que el seleccionador se incorporaría al Real Madrid nada más acabar el Mundial muy poco antes de que el club blanco lo hiciera oficial. Así que Florentino Pérez, que no tuvo reparos para negociar con Lopetegui a espaldas de su amigo Luis Rubiales y a pocos días de que España debutara en una gran cita internacional, le birló al seleccionador a precio de saldo; porque abonar dos millones de euros por un técnico que acaba de comenzar un contrato de otros dos años de duración y con un Mundial y una Eurocopa por medio, no deja de ser un regalo. El Real Madrid ha abonado cantidades muy superiores en los últimos años por fichar a Pellegrini (unos 4 millones), Mourinho (16) o Ancelotti (7), un total de 27 millones de euros desde el 2009 por tres entrenadores. Ahora pagará 2 por Lopetegui, el más barato para Florentino Pérez.

«Siento una profunda admiración por Julen Lopetegui. No podía dejar escapar a Julen y a su equipo, que han hecho un trabajo sensacional», fueron las palabras de Luis Rubiales el 22 de mayo, con motivo de la presentación de la ampliación del contrato del técnico vasco hasta el 2020. Solo tres semanas después, a poco más de 48 horas para debutar el Mundial de Rusia, el fútbol español se ve privado del que debería ser su entrenador durante los dos próximos años a precio de saldo, sin que el recién aterrizado presidente de la federación se entere de una negociación que arrancó pocos días después de la renovación y con la concentración del equipo en marcha. A Rubiales le quedan por dar muchas explicaciones. Incluso a aquellos que ayer ya comenzaron a reclamar su dimisión.

El efecto colateral de Lopetegui: ¿Cómo afectará al grupo?

Agencias
.

El Real Madrid anuncia el fichaje del seleccionador a tres días de que empiece el Mundial para España

El fichaje del actual seleccionador español, Julen Lopetegui, por el Real Madrid cayó hoy como una «bomba» en la concentración del equipo nacional en Krasnodar y ahora sólo falta saber cómo afecta la noticia a la participación del combinado en el Mundial de Rusia.

Mientras la prensa debatía sobre la idoneidad del momento elegido, apenas tres días antes del debut de España ante la durísima Portugal, su federación pedía «el máximo respeto para mantener la normalidad en la concentración de la selección nacional», según su tardío comunicado.

Pero lo cierto es que el clamor constatable es que España comenzará el Mundial con un técnico con fecha de caducidad después de que Lopetegui acordara un contrato de tres años con el Real Madrid menos de un mes después de firmar su renovación con la selección. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La huida del seleccionador Lopetegui también retrata a Luis Rubiales