La espera activa de Javi Rico en el Sporting

Mareo aguarda la llegada del director deportivo rojiblanco


A distancia, como tantos otros. En plena etapa de confinamiento y teletrabajo llegaba el anuncio del relevo en la dirección deportiva del Real Sporting de Gijón. Consumidas las dos primeras semanas de Javi Rico en el cargo, el gijonés descuenta los días para tomar posesión efectiva de su despacho en la Escuela de Fútbol de Mareo. Mientras tanto, desde Tarragona, perfila en rojiblanco el boceto del porvenir.

Son 800 los kilómetros que separan la residencia de Javi Rico de su nuevo hábitat. El ecosistema de Mareo, que atraviesa sus días más extraños entre olor a desinfectante y rostros cubiertos, tiene nuevo dominador en la cadena trófica. No se ha dejado ver, pero su presencia ya se intuye. Sin pausa, con control remoto. Un hombre pegado a un móvil. Apéndice más necesario que nunca a la hora de tratar de sustituir el contacto físico imposible. La comunicación con Djukic fluye, así lo reconocía el técnico serbio en su última comparecencia. Las conversaciones con la planta noble, constantes. Las llamadas a representantes y agentes se acumulan. La batería de Rico sufre al nivel de las piernas de los futbolistas en la pretemporada de la desescalada.

Entre videollamadas y mensajería instantánea, Rico supera fases y cumple con los cometidos más acuciantes de cara al reinicio de la competición. Apretón de manos virtual entre 'Sportings' para cerrar el esperado acuerdo que permitirá a Murilo seguir siendo argumento en busca de estirar las 11 citas hasta las 15. En la agenda, marcado en rojo, el cara a cara con Molinero y Damián, los dos componentes de la primera plantilla con fecha de caducidad el 30 de junio. Máxima confianza en que el control sanitario permita aumentar el vencimiento hasta el último pitido del duelo que cierre el curso. El deseo, en agosto.

En la bandeja de pendientes, entre signos que resaltan, la situación de uno de los nombres que mayor ilusión despiertan entre la afición. Berto, el atacante canterano, integrado en los 27 principales para el esprint final, apura su último mes de vinculación con el filial rojiblanco. El esperado salto efectivo a la primera plantilla aguarda, mesa de por medio, conversación y rúbrica.

En plazos más estirados, vuelan correos electrónicos en los pulsos por las renovaciones de Nacho Méndez y Cristian Salvador o se estudian alternativas para aligerar la pesada carga de las 20 fichas con nombre asignado para el próximo curso. A expensas de lo que pueda deparar el final de LaLiga y la categoría en la que vayan a competir los rojiblancos, la cimentación, sobre Mareo, muro de carga sobre el que, desde la Costa Daurada, delinea Javi Rico los planes del nuevo Sporting. 

Ranking con los 5 mejores delanteros del Sporting en el siglo XXI.

*Recuerda comentar la noticia en el foro que se encuentra debajo de esta publicidad.

La espera activa de Javi Rico en el Sporting