Diego Armando Maradona y Antonio Mohamed en un partido a beneficio en 2008 en el estadio de Boca Juniors

Los réditos de dar unos pasos atrás

Mohamed apostó por una vieja idea retrasando la línea de zagueros hasta el punto de penalti en la estrategia defensiva y el Celta solo encajó un gol a balón parado en las ocho jornadas disputadas