«El acoso escolar te hunde en lo más profundo»

Los efectos del «bullying» se aprecian cuarenta años después y quienes lo sufren tienen aumentan entre dos y tres veces el riesgo de sufrir depresión respecto al resto de los niños y jóvenes