.

El retiro de los multimillonarios

Los Hamptons reúnen ya a la flor y nata de la sociedad neoyorquina en viviendas con precios desorbitados, algunas por encima de los 175 millones, como la mansión Jule Pond

.

¿Por qué todos se van a Marrakech?

«MAÑANA SERÁ OTRO DÍA Y OTRA CIUDAD DISTINTA», así es Marrakech, un caleidoscopio de colores cambiante e hipnotizador. Allí es difícil pestañear: si lo haces te perderás sus riads de ensueño, sus callejones rojos llenos de artesanía, su té con menta y sus tajíns de cordero. Estas son las razones por las que una vez pongas un pie en la ciudad roja no podrás dejar de pensar en ella