La pequeña estrella «indie» presenta con sus padres, Los Supremos, los temas de su primer disco.

«Hay gente que nos odia, pero así es nuestro juego»

No existía disco más esperado que Victoria mística de Triángulo de Amor Bizarro en el territorio alternativo. Tras encantar con Un año santo, el cuarteto de Boiro entrega otro álbum soberbio lleno de melodías que reptan entre nubes de ruido, con el rencor de fondo. Es su modo de pedir cuentas en este momento en el que una generación educada para triunfar se asoma al abismo del fracaso