Juan Guaidó, escoltado por cientos de simpatizantes, tras el tiroteo que sufrió en Barquismeto

Los minutos más duros de mi vida

«Me pasé cientos de noches sin dormir al recordar el grito desgarrador de un compañero al que un etarra le metió una bala por un ojo», relató Ramiro Cerviño Pereiro