¿Merece la sidra asturiana una marca tridimensional?

Luis Ordóñez
Luis Ordóñez REDACCION

ASTURIAS

Botellas de sidra
Botellas de sidra

Hay envases especialmente protegidos como el del chocolate Toblerone. Los lagareros llevarán su apelación a la Audiencia de Cantabria contra un productor local

20 sep 2018 . Actualizado a las 13:28 h.

La «guerra» por la botella clásica de la sidra asturiana, el vidrio verde 'molde de hierro' tradicional de la bebida natural asturiana, dará un paso más con la decisión de la Asociación de Sidra Asturiana (ASSA) de apelar a la Audiencia Provincial de Cantabria después de un juez de lo Mercantil en la comunidad vecina rechazara su pretensión de blindar su uso frente a la comercialización, con el mismo envase, del producto por parte de la marca Somarroza. ASSA --que tomó su decisión por unanimidad en un encuentro celebrado este miércoles en Villaviciosa-- recordó que registró la patente en el año 2000 después de que en otras comunidades comenzara a elaborarse sidra natural a semejanza de la asturiana y defiende, en palabras de su presidenta, María Cardín, que se trata de un envase singular, diseñado para el escanciado que caracteriza a la sidra asturiana y «que es un carácter distintivo con respecto a otras sidras, que nos identifica».

¿Tiene recorrido este proceso? La botella molde de hierro se creó en el año 1880 aunque no se registró hasta casi un siglo después. Quedan pocas dudas sobre la protección, como denominación de origen de la sidra, de Asturias; pero el proceso judicial abierto abre las expectativas de que llegue a fijarse un amparo especial no sobre el contenido sino sobre el continente y no es un concepto novedoso: se trata de la marca tridimensional.

marcas tridimensionales
marcas tridimensionales

Varios ejemplos de ellos están recogidos en el ordenamiento comunitario, ocurre en casos como el envase triangular de los chocolates Toblerone, la forma de las pilas Duracell, determinadas marcas de agua, la muy famosa botella de Coca Cola  o las piezas de Lego.