Las eléctricas se defienden tras tres días de apagón

EDP y Viesgo aseguran que invierten millones al año en mantenimiento. Destacan el despliegue que tienen sobre el terreno y las pésimas condiciones que se encontraron sus técnicos

Técnicos de EDP tratan de arreglar una avería eléctrica en medio de una gran cantidad de nieve
Técnicos de EDP tratan de arreglar una avería eléctrica en medio de una gran cantidad de nieve

Redacción

No van a entrar en polémicas pero quieren dejar clara la situación. Invierten millones de euros al año en la tarea de mantenimiento de las redes y las torres de alta tensión. Tanto EDP como Viesgo aseguran que la partida anual es millonaria y que cumplen escrupulosamente con lo que establece la ley, incluida la separación mínima de sus tendidos con las masas boscosas. Ambas empresas están en el punto de mira después de que más de 15.000 asturianos se quedan sin suministro el domingo, en un temporal tempranero y de imprevista virulencia. El Ejecutivo ha adelantado que va a investigar si realmente cumplen. Lo mismo ha ratificado la delegada del Gobierno, Delia Losa, que ha reconocido que la incidencia ha sido muy alto. Tres días después queda casi un millar.

El problema para restablecer el servicio está siendo la gran cantidad de nieve acumulada en las carreteras y en las pistas forestales que dan acceso a las torres eléctricas y a las líneas de alta tensión que es necesario reparar. Los técnicos de las compañías no pueden llegar hasta los puntos negros y no pueden ni siquiera iniciar las reparaciones. Esa ha sido una de las razones por las que el Gobierno del Principado incrementó el nivel de alerta del Plan de Nevadas, activo desde el domingo, y reclamó la ayuda del Ejército. La prioridad de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que trabaja de manera coordinada con el personal del Servicio de Emergencias del Principado (Sepa).

Las eléctricas han destacado las penosas condiciones en las que sus técnicos están trabajando sobre el terreno. Las imágenes que las propias compañías manejan muestran a trabajadores enterrados en nieve hasta la cintura y a otros frente a carreteras cortadas por árboles y cubiertas de un manto blanco. EDP asegura que tiene desplegados a 180 trabajadores, entre los propios y los de las empresas colaboradoras. Viesgo asegura que los suyos son 120. En esa cifras también incluyen a los que están en la mesa de coordinación que se mantiene operativa en La Morgal.

Tres días después de que estallara la crisis todavía quedan 850 asturianos sin luz y otros miles sin teléfono. De hecho, las compañías eléctricas no pueden restablecer el servicio porque sus instalaciones carecen de electricidad. La zona más afectada, donde el paisaje es más desolador y la acumulación de nieve mayor, es en el suroccidente, sobre todo en Degaña e Ibias, en Teverga, y en el Alto Aller. El Ejército se ha centrado en Degaña e Ibias, en el resto del territorio se han recolocado los efectivos propios.

Aseguran fuentes de las dos compañías eléctricas que cumplen escrupulosamente con la ley. Tienes planes anuales de mantenimiento de las redes, en los que la poda y la tala de las masas boscosas cercanas a los tendidos es la prioridad. A esa labor dedican personal propio y también empresas contratadas. EDP no ha precisado la cantidad concreta pero ha reconocido que es una de las partidas económicas más cuantiosas de las que manejan. Viesgo ha explicado inspecciona y realiza el mantenimiento en, aproximadamente, 750 kilómetros de sus líneas, con una inversión de más de un millón de euros al año, en actuaciones de tala y poda.

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha reconocido hoy que la alta incidencia que el temporal de nieve ha tenido sobre tendidos eléctricos y carreteras del Principado está siendo objeto de investigación.

El Ejército se concentra en devolver la luz a miles de hogares

Nacho G. Ruano

La UME limpia los accesos para que los técnicos reparen tendidos y torres de alta tensión. Solo seis puertos de la red secundaria permanecen cerrados

La Unidad de Emergencias del Ejército (UME) trabaja junto a las compañías eléctricas para restablecer el suministro eléctrico en miles de hogares. El Ejército despeja de nieve las carreteras y las pistas afectadas por el temporal para que los técnicos puedan acceder a ellas y arreglar los problemas de suministro. Se contabilizan 820 usuarios sin suministro eléctrico, por tercer día consecutivo. Algunos de los usuarios, fruto del hartazgo, se ponían en contacto con La Voz para relatar la situación que viven. Si bien las conexiones secundarias todavía no se han recuperado totalmente del temporal, las principales vías de comunicación han vuelto a la normalidad. Pajares puede ser transitado sin problemas, y los coches pueden circular por el Huerna, aunque con precaución. La conexión ferroviaria en la línea León-Oviedo quedó restablecida esta mañana, tras mejorar las condiciones meteorológicas que impedían su funcionamiento entre Pajares y Navidiello, según informa Adif.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Las eléctricas se defienden tras tres días de apagón