Mallada: la ingeniera que quiere romper un nuevo techo

La candidata sorpresa del PP en Asturias es una mujer de retos que ha sabido abrirse camino en terrenos de juego muy masculinizados. Su pasión por la política comenzó pronto

La presidenta de Hunosa, María Teresa Mallada, interviene en la inauguración de la tercera edición de la Feria de Turismo Minero e Industrial en el Pozo Sotón
La presidenta de Hunosa, María Teresa Mallada, interviene en la inauguración de la tercera edición de la Feria de Turismo Minero e Industrial en el Pozo Sotón

Redacción

Año nuevo, reto nuevo para María Teresa Mallada de Castro. Aunque su nombre estaba en las quinielas, la vuelta a la normalidad tras el periodo navideño dejaba a primera hora de este martes la noticia de que ella ha sido la elegida por Génova para encabezar el cartel del PP asturiano. Y es la elegida porque es la que mejor aceptación ha tenido en las encuestas, según el líder popular Pablo Casado. Por eso y, seguramente, porque es una mujer a la que parece no asustarle nada, que pisa fuerte y sin tambalearse por muy altos que sean los tacones que lleve porque, entre otras cosas, hace gala de ir siempre tan arreglada como correcta.

Es una de esas mujeres asturianas que han roto el techo de cristal, y no sólo por haber sido la primera presidenta de Hunosa y la más joven al acceder al cargo con 39 años. Ella ya llevaba años trabajando en esa empresa como ingeniera de minas, un mundo pensado en otros tiempos sólo para hombres, antes de sentarse en el sillón desde el que se dirigen los designios de la hullera pública. Desde él tuvo que afrontar la dicotomía de ser de la cuenca minera allerana y tener que trabajar por una descarbonización que, al final, está ejecutando el partido de quien será su principal contrincante en la cita electoral que tendrá lugar en el mes de mayo.

Ese será su horizonte desde ahora. Su nuevo reto. Porque tal pareciera que Mallada, extrovertida, amable y amigable en las distancias cortas, no puede vivir sin uno. Nacida el 14 de enero de 1973 en Cabañaquinta, desde muy joven se introdujo en la política local. Con poco más de 20 años puso en marcha las Nuevas Generaciones del PP en su concejo, Aller, y a partir de ahí inició una carrera de vértigo que convirtió a María Teresa Mallada de Castro en concejal popular por dicho municipio con 25 años, siendo elegida poco después portavoz del grupo municipal y presidenta del PP allerano, cargo que todavía ostenta aunque sea de forma honorífica. Y mientras estaba ligada a la política local, la ahora candidata del PP a la presidencia del Principado, trabajó en diversas explotaciones mineras y asumía cargos como ser miembro del Consejo de Administración de Hunosa. Hasta que en febrero de 2012, con la confianza de Mariano Rajoy, fue nombrada presidenta de la empresa pública minera. Volvía a romper el techo de cristal. Era el décimo primer presidente de Hunosa pero la primera mujer en serlo. Con firmeza dirigió los destinos de la hullera, siendo consciente del papel difícil que le tocaba cuando las voces de su alrededor pedían el fin de la minería, el fin del carbón.

Pero el de Mallada como presidenta de Hunosa no fue un cargo político sin más. Ella sabía por donde andaba. Conocía el mundo de la mina por haberlo vivido al ser de las cuencas mineras pero también por haberlo estudiado. De siempre fue buena en los estudios, ya cuando estudiaba en el colegio público de Cabañaquinta y en el Instituto de Enseñanza Secundaria de Moreda. Sus buenas notas y su vocación la llevaron a la Universidad de Oviedo, decantándose por la Ingeniería de Minas en sus estudios superiores. Los compatibilizaba con sus comienzos en la política que, pese a ser su otra pasión, no la hizo despistarse para sacar la carrera, siendo matrícula de honor en el proyecto final, y especializarse posteriormente como técnico superior en Prevención y Riesgos Laborales. Su currículum se completa con un máster oficial en Ingeniería Ambiental por la Universidad Alfonso X El Sabio, un master oficial en Prevención de Riesgos Laborales por la Universidad Camilo José Cela y un máster oficial en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Europea. En el ámbito más personal, María Teresa Mallada de Castro está casada en segundas nupcias y tiene dos hijos.

Sus estudios la llevaron a trabajar desde muy joven en Hunosa como ingeniera auxiliar, contribuyendo a organizar el trabajo diario en diferentes explotaciones de la compañía. De hecho, era la ingeniera del Área de Modesta cuando en febrero de 2012 le propusieron ponerse al frente de la empresa minera. Entonces no le tembló el pulso para asumir el nuevo reto y tampoco en los seis años y medio que estuvo al frente de la hullera. Sólo el día después de que Pedro Sánchez fuera nombrado presidente del Gobierno de España se le notó preocupación, y es que «el día después de…» fue el mismo en que tenía que hacer de anfitriona en la tercera Feria de Turismo Minero que se celebra en el Sotón. Intentó estar sonriente, pero un halo de tristeza se percibía en su rostro y en su discurso, que sonó a despedida porque tenía claro que el suyo era «un cargo a disposición del Gobierno». Pero la meta de su carrera política todavía no estaba ahí. Ahora se sabe que era sólo otro cambio de terreno. Si bien es cierto que ha habido una designación desde Génova para que sea candidata, a partir de ahora tendrá que pelearlo ella si quiere quedar en el primer puesto de la (reñida) competición que serán las próximas elecciones autonómicas.

Para sus compañeros del PP allenano, la de hoy es una noticia «muy positiva» porque consideran a Tere Mallada, como la llaman cariñosamente, «la persona más idónea» para encabezar la lista del PP de Asturias a las próximas elecciones regionales. Es más, hay quien señala que «también debería ser la presidenta del PP de Asturias» y que «Cherines debería dar un paso atrás y presentar su dimisión» como en su día lo hiciera Ovidio Sánchez. De «Tere» destacan quienes la conocen que es una persona «sencilla, tratable, dialogante, con cordura, formación…» y, además de todo eso, hacen hincapié en que «conoce todos los problemas de Asturias y de las cuencas» y que «tiene mucha capacidad de trabajo y de dialogo». Por todo esto, hay quien siente que esta designación es un regalo de Reyes para Asturias y para las cuencas considerando que «hizo un trabajo impecable en Hunosa en materia de diversificación y reactivación». Y lo más importante, «con Tere Mallada el PP de Asturias tiene opciones de ganar las elecciones en Asturias», manifiestan con esperanza cuando cada vez aparecen más comensales para el pastel de centroderecha.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Mallada: la ingeniera que quiere romper un nuevo techo