Un segundo error de Vueling retrasa la resolución del concurso de la conexión con Londres

Los pliegos exigen 156 vuelos anuales y la compañía solo oferta 114. La aerolínea tiene otro plazo de tres días para subsanar la deficienca

Un avión de Vueling
Un avión de Vueling

REDACCIÓN

La conexión internacional con Londres sigue en el aire. Un segundo error en la documentación aportada por Vueling ha pospuesto la resolución del concurso de promoción internacional organizado por la Consejería de Economía, Empleo y Turismo. La mesa de contratación ha conminado a la aerolínea a aclarar la propuesta y ha otorgado un nuevo plazo de tres días, a contar desde hoy, 21 de febrero, fecha en la que se ha publicado el acta. En esta ocasión, el fallo está en la propuesta en sí y no en los datos entregados. Los pliegos publicados en su día exigían que se programaran, al menos, 156 vuelos anuales, lo que supone tres frecuencias semanales. Sin embargo, Vueling solo habla de una conexión con 144. 

¿Por qué no se había detectado este error en la primera mesa de contratación? La razón es que el sobre con las condiciones de la ruta no se había llegado ni a leer. En la primera reunión, se abrió solo el sobre de la documentación básica. Se analizó, y como contenía deficiencias, se instó a Vueling a que lo modificara. La aerolínea así lo hizo. En una segunda sesión, se comprobó que todo el papeleo previo estaba bien y se pasó a abrir el sobre de la oferta. La sorpresa fue que había más fallos, en concreto en las frecuencias. Los integrantes de la mesa consideraron oportuno pedir una aclaración a la compañía antes de proceder a la adjudicación definitiva. A esa aclaración corresponden los tres días extra que se acaba de conceder a Vueling.

La oferta exacta presentada por la aerolínea, que pertenece al Grupo AIG, queda recogida en el acta. La parte económica tiene un importe anual de 487.500 euros, IVA no incluido. La número total de frecuencias por conexión aérea directa a Londres asciende a 144 vuelos anuales. Entiende por frecuencia una operación de salida y una operación de llegada. Recoge que los vuelos ya están a la venta y que volará a Gatwick, con código IATA (LGW).

No ha sido necesario abrir el sobre B de la oferta, el que incluye la documentación referente a los criterios de valoración. Esto ha sido así porque como solo se ha presentado Vueling, no tiene ninguna trascendencia ver cuántos puntos podría obtener. Esa fase del proceso se utilizar cuando hay más interés, algo que no ha pasado en esta situación.

La consejería tiene aún por definir qué va a hacer con los otros dos destinos que quedaron sin ofertas: París y Francfort. El titular de este departamento, Isaac Pola, reconoció que se iba a retomar y analizar qué se podría hacer. El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), Belarmino Feito, le propuso «repensar» el modelo para hacer el Aeropuerto de Asturias más atractivo. Incluso las agencias de viajes y los colectivos de asturianos emigrados criticaron la situación. De toda esta otra parte aún no se ha abordado nada.

El apagón aéreo de Asturias ya amenaza el verano

Susana D. Machargo
Un avión en un «finger» del Aeropuerto de Asturias, en medio de la lluvia
Un avión en un «finger» del Aeropuerto de Asturias, en medio de la lluvia

Partidos, emigrantes y el sector turístico denuncian el fracaso del concurso de vuelos internacionales y la pérdida irreparable que puede suponer. Pola ha anunciado que el Gobierno «volverá a la carga»

«¿Hasta dónde hay que subir las subvenciones para que esas multinacionales aéreas nos den servicio?». Esa la pregunta que lanza al aire el diputado de Izquierda Unida (IU), Ovidio Zapico, después de conocer el nuevo fracaso del concurso internacional de vuelos. París y Francfort, desierto. Londres tiene una oferta de Vueling pero el Principado ha tenido que darle un plazo extra de tres días para que complete toda la documentación necesaria. Si las alarmas ya habían saltado en otoño con el apagón aéreo, las noticias que se han encadenado desde entonces no hacen más que empeorar. El Gobierno ajustó las bases, incrementó el presupuesto hasta 1,6 millones de euros e inició una ronda de conversaciones con las aerolíneas para tratar de garantizar el éxito de la nueva convocatoria. No parece haber servido para mucho. La concurrencia de compañías ha sido muy escasa, en cambio, las críticas han arreciado desde el minuto cero en el que se supo el resultado. El sector turístico, los grupos políticos de la oposición y colectivo de asturianos en el extranjero reclaman explicaciones urgentes. Se les ha agotado la paciencia y se acaba el margen. El apagón aéreo ya amenaza el verano. 

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Un segundo error de Vueling retrasa la resolución del concurso de la conexión con Londres