Redacción

El que fuera jefe del departamento jurídico de Viajes El Corte Inglés, Juan Luis Vassallo, ha afirmado que el agente José María Vigil autorizó cargos por unos 300.000 euros a la Fundación Niemeyer pese a que tenía la cuenta bloqueada por retrasos en la facturación e impagos, a través de otras cuentas denominadas de varios o particulares que los convirtieron en «indetectables», informa EFE. Vassallo ha testificado este en la novena sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial por las presuntas irregularidades contables durante la gestión de Natalio Grueso en el centro cultural de Avilés, por las que afronta una petición fiscal de once años de cárcel por la emisión de facturas falsas o manipuladas. Además, Vassallo reconoce impagos de la Fundación Niemeyer desde 2007.

En su testifical, ha relatado que Viajes El Corte Inglés no se percató de la actuación de Vigil -que afronta una petición fiscal de ocho años de cárcel acusado de un delito de estafa en concurso con falsedad y de otro de malversación como cooperador- hasta el año 2012, cuando en un segundo reconocimiento de deuda la facturación de la compañía «no cuadraba» con las cuentas de la Fundación. Fue entonces cuando Viajes El Corte Inglés se percató de que la deuda no ascendía a 175.000 euros, como se había declarado en el primer reconocimiento de deuda, sino que superaba los 500.000 euros. Tras analizar en profundidad los movimientos relacionados con la Fundación Niemeyer, Viajes El Corte Inglés detectó cargos en otras cuentas que correspondían al centro cultural, por valor de 300.000 euros.

Además, algunos de ellos no tenían ninguna vinculación con la actividad de la Fundación Niemeyer, por un importe de 24.000 euros, ha apuntado Vassallo. Unos hechos de los que ha responsabilizado directamente a José María Vigil, motivo por el que fue suspendido de empleo y sueldo durante dos meses en aquel momento, y que propició su baja voluntaria antes de ser despedido por la compañía. Durante su declaración, Vassallo ha reconocido que la Fundación Niemeyer arrastraba impagos desde el año 2007.

Sin embargo, al ser «el mejor cliente de la región», Viajes El Corte Inglés fue flexible y no bloqueó las cuentas hasta el año 2010. No obstante, ha puntualizado que siguió ofreciendo servicios al centro cultural avilesino, siempre y cuando se pagasen en el momento. En la misma línea ha ido la testifical del máximo responsable del área financiera de Viajes El Corte Inglés, Rafael Benítez, que ha asegurado que no conoció los impagos de la Fundación hasta 2010, momento en el que decidió bloquear su cuenta.

Acerca del análisis que realizó en aquel momento de los movimientos de la Fundación, ha explicado que fue motivado por los reiterados impagos que acarreaba. A finales de 2011, Viajes El Corte Inglés detectó varios pagos en cuentas de varios o particulares que en realidad correspondían a la Fundación, una falta «muy grave» que atribuyó a Vigil y por la que decidió sancionarle durante 60 días.

En dicho análisis, ha recordado que le llamó la atención «un cargo de un viaje familiar a Disney», el primer indicio de que había cargos que no correspondían con la actividad del centro cultural y que acabó confirmando tiempo después. Asimismo, Benítez ha subrayado que la Fundación Niemeyer facturaba más en 2007 de lo que realmente reconocía, ya que según las cuentas de Viajes El Corte Inglés aquel año facturó 391.000 euros de los cuales el centro cultural solo admitió 278.000 euros.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Vigil autorizó cargos a la Fundación Niemeyer pese al bloqueo de su cuenta