Optimismo sobre la venta de Alcoa a Parter

La Voz MADRID

ASTURIAS

Alcoa
Alcoa Luca Piergiovanni

Fuentes de la negociación y el Principado creen que el proceso culminará el miércoles

29 jul 2019 . Actualizado a las 16:45 h.

El desenlace de la venta de las plantas de Alcoa en A Coruña y Avilés a Parter, que está condicionada a que este fondo suizo aporte garantías de liquidez, se conocerá el próximo miércoles, fecha en que se reunirán las comisiones de seguimiento para el mantenimiento de la actividad industrial y la del ERE. Parter tiene que presentar antes de esa fecha las garantías adicionales que le ha requerido Alcoa para la operación de las plantas y el resultado se comunicará a todos las partes que han intervenido en el proceso el próximo 31 de julio. El Ministerio de Industria ha convocado ese miércoles a la mesa de seguimiento de los acuerdos por el mantenimiento de la actividad industrial en las dos fábricas, en la que será la séptima y última reunión de este foro.

Posteriormente, por la tarde, se reunirá la comisión de seguimiento del expediente de regulación de empleo (ERE), en la que participan Alcoa y los sindicatos. Las garantías adicionales que se le han requerido a Alcoa ascienden a 30 millones de dólares (unos 27 millones de euros) y esa cantidad no será percibida por la multinacional estadounidense del aluminio, sino que quedará como respaldo de las futuras operaciones de las plantas. Alcoa, que ya en el acuerdo del ERE se comprometió a aportar 20 millones de euros por planta al comprador para el arranque de las series de electrolisis, finalmente hará una aportación de hasta 100 millones de dólares (unos 90 millones de euros). Fuentes cercanas al proceso que se ha seguido desde que Alcoa a finales del año pasado anunciara su intención de cerrar las dos fábricas son optimistas, dentro de la prudencia, sobre que la resolución será positiva. Alcoa anunció el pasado 5 de julio que había suscrito con el fondo suizo Parter Capital un contrato para venderle sus plantas de aluminio de Avilés y La Coruña, aunque sujeto a la condición suspensiva de que el comprador consiguiera financiación adicional para respaldar la operación futura de las plantas. Si la venta no pudiera completarse el 31 de julio (tras haberse extendido el plazo original que finalizaba el 30 de junio), se aplicaría el despido colectivo y las medidas del plan social a partir del próximo jueves, 1 de agosto.

El acuerdo que Alcoa alcanzó con los representantes de los trabajadores para la venta de las dos fábricas incluye las fundiciones de ambos centros productivos y la planta de pasta de la de La Coruña, así como las series de electrolisis de ambas factorías, que están paradas desde febrero. Estas series tienen una capacidad conjunta de 124.000 toneladas métricas al año y se han mantenido en condiciones de ser rearrancadas para que el comprador que adquiera las plantas pueda volver a ponerlas en marcha. Alcoa espera que el desembolso de efectivo que le corresponda hacer por la reestructuración sea de entre 100 y 130 millones de dólares (entre 89 y 115 millones de euros) aproximadamente, de los que en torno a la mitad se pagarán este año. La oferta de Parter, que fue la elegida tras descartar Alcoa la del fondo alemán Quantum, que sólo quería inicialmente la planta de Avilés, garantiza el empleo a 250 trabajadores en cada una de las fábricas -frente a los 317 con que cuenta la planta asturiana y los 369 de la gallega- durante un mínimo de dos años, aunque, si se arrancaran las series de electrólisis, la cifra podría incrementarse, informa Efe.