La situación, considerada «humillante» por parte de la consejera de Cultura Berta Piñán, después de que le impidiera expresarse en asturiano en una comparecencia ante la cámara ha llevado ya a las primeras propuestas de modificación de reglamento, toda vez que los letrados hicieron la interpretación más restrictiva de la norma para indicar que el derecho a usar el asturiano sólo correspondía a los diputados. Un día después han llegado iniciativas de reforma por parte de Podemos y también de Izquierda Unida. 

El grupo parlamentario de Podemos Asturies llevará a la próxima comisión del reglamento de la Junta General una propuesta de reforma de la norma de la cámara para especificar que los miembros del Gobierno pueden usar la lengua asturiana cuando se dirijan al parlamento. Los morados quieren salir así al paso del vacío legal que dio pie el pasado martes a que, a petición del PP y Vox, se impidiera que la consejera de Cultura, Berta Piñán, pudiera exponer en asturiano las prioridades de su departamento.

También lo ha hecho IU, que ha registrado una propuesta para la modificación del Reglamento de la Junta General del Principado para garantizar la posibilidad del uso del asturiano por cualquier persona en el parlamento autonómico «y evitar que, como sucedió ayer, ningún grupo pueda impedir que comparecientes sin acta de diputado puedan utilizar la lengua vernácula» según dijo su portavoz Ángela Vallina. La reforma haría que el artículo 11 rezara «tanto los Diputados en el ejercicio de sus funciones parlamentarias como cualquier otra persona que comparezca ante la Cámara podrán utilizar» la lengua asturiana.

«Durante 28 años no ha habido problemas pero las derechas de PP, Vox y Ciudadanos se han puesto de acuerdo para generar un conflicto lingüístico que no existe en la calle . Han aprovechado un resquicio en el reglamento de la cámara para impedir que la consejera Berta Piñán usara el asturiano en la exposición de su programa de acción e, incluso, para responder a quienes se dirigían a ella usando el asturiano», recordó Vallina.

Al comienzo de la comision, la diputada del PP, María Gloria García preguntó si era intención de la consejera hablar en asturiano y tras una respuesta afirmativa pidió un receso y reclamó la asistencia de un traductor simultáneo ya que se sentía incapaz de entender la alocución de Piñán. Se da la circunstancia de que la misma diputada popular intervino en la pasada legislatura en asturiano ante el pleno con ocasión de la celebración del Día de les Lletres asturianes recitando además de un poema de la misma Berta Piñán. A las protestas del PP se sumaron en la comisión las del diputado de Vox, Ignacio Blanco, quien llegó a manifestar que abandonaría la sala si se hablaba asturiano. Tras consultar con los letrados, la presidenta de la comisión, Lidia Fernández, apeló a la «buena voluntad» de la consejera para se expresara en castellano, como así hizo, ya que los servicios jurídicos hicieron la intepretación más restrictiva posible del reglamento que en su literalidad cita el derecho de los diputados a hablar en asturiano considerando que no amparaba a Piñán como miembro del Gobierno.

Desde Podemos confían en que la reforma salga adelante ya que el cambio del reglamento sólo necesita una mayoría absoluta, de 23 escaños, que se sumaría si recibiera el respaldo tanto del PSOE como de Izquierda Unida. Respecto a lo sucedido en la comisión de la comparecencia de la consejera de Cultura, el diputado de Podemos Rafael Palacios señaló que «es intolerable ver como la Xunta Xeneral se convierte en una especie de Estado del Vaticano donde, invocando el reglamento de la Cámara y su cumplimiento estricto, se vulnera la Constitucion española y la Llei d'Usu y se crea una nueva casta parlamentaria que puede hablar en llingua asturiana, pero las ciudadanas y ciudadanos que vienen a comparecer no. Es una vergüenza lo que vivimos aqui hoy, donde la ausencia de oficialidad permite que se censure y coarte la libertad de expresarse en llingua asturiana en la Xunta Xeneral. Otra vez mas tenemos que ver a la ultraderecha que el PSOE premio con grupo parlamentario para que falte al respeto a las asturianas y asturianos».

Por su parte, desde IU, recalcaron que «es imprescindible cerrar resquicios para impedir conflictos como el vivido ayer» y que, a su juicio, responden la intención de determinados partidos de provocar tensiones. «No nos sorprende Vox, que lleva en su ADN el antiasturianismo y es de los que predican que hay que acabar con los parlamentos autonómicos. Lo que sí es incomprensible es la falta de coherencia de grupos como el PP o Ciudadanos, que defienden en otras comunidades el uso de sus lenguas, como en Galicia, Valencia, Euskadi o Cataluña y, en cambio, aquí, quieren acabar con el asturiano saltándose incluso las leyes que fueron aprobadas por el propio parlamento» señaló Vallina quien añadió que lo visto respondía a «una coalición de la derecha más rancia para tratar de humillar a quien quiere hablar el asturiano impidiéndoselo allí donde precisamente se aprobó la Ley de Uso y Promoción del Bable/Asturiano».

Cinco vallas que identifican oficialidad con separatismo

L.O.

La plataforma ligada a Vox y al Club de los Viernes lanza una campaña que sitúa Adrián Barbón junto a Puigdemont y Otegi

La denominada Plataforma contra la Cooficialidad ha puesto en cinco vallas un gran cartel en el que colocan al presidente asturiano Adrián Barbón en un montaje fotográfico junto al coordinador general de Bildu, Arnaldo Otegi y al expresidente de la Generalitat catalana, huido a Bélgica, Carles Puigdemont, bajo el lema «Ellos quieren la oficialidad ¿y tú?». El grupo que retado a sus seguidores a identificar donde se encuentran los grandes carteles bajo la promesa de una camiseta de la organización.

La oficialidad del asturiano forma parte del programa electoral del PSOE, con el que se impuso con amplia mayoría en los comicios autonómicos, del mismo modo que lo incluyen otros partidos en la Junta General como Podemos o Izquierda Unida. Sin embargo, esta plataforma identifica esta reclamación con el separatismo idependentista lo que ha provocado críticas de la Federación Socialista Asturiana. La misma vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, señaló en redes sociales que las vallas eran un ejemplo de «la extrema derecha vomitando odio contra nuestra cultura y nuestro presidente».También expresó su solidaridad para con Barbón el presidente de la Academia de la Llingua, Xosé Antón García Riaño, quien indicó que «cuando se trespasen les llendes de la ética y s'entra direutamente nel deliriu».

Seguir leyendo

Comentarios

Podemos e IU quieren blindar el uso del asturiano en la Junta General