Así «telestudian» los alumnos asturianos desde casa

Profesores del Principado aprovechan plataformas y tecnologías ya experimentadas en los últimos años para salir del paso durante la suspensión de las clases por el coronavirus


Redacción

El brote de coronavirus ya es una realidad que afecta a todos los centros educativos del Principado, desde que ayer el Gobierno regional informara de la suspensión temporal de toda la actividad docente durante 14 días, por el momento. Con este anuncio, los estudiantes de todos los cursos han visto paralizadas sus clases. Algunos centros educativos están comenzando a mandar tarea a sus alumnos para que realicen en sus hogares, tras la obligación por parte de la Consejería de Educación de que los docentes deberán estar presencialmente en los centros y elaborar materiales y actividades para que los estudiantes no noten el parón. Se trata de un refuerzo de los contenidos ya tratados en las aulas, pues no se puede avanzar en materia evaluable.

Paula García Martínez, directora general de Ordenación, Evaluación y Equidad Educativa, recuerda que, desde hace varios años, existen varias plataformas específicas de formación en línea, como «Campus Aulas virtuales» y «Campus FP distancia» y «Microsoft Teams», además de blog de aula o materia, páginas webs institucionales de centros que incluyen catálogos de recursos en línea para uso por su alumnado o el propio correo electrónico. Además, el Ministerio de Educación y Formación Profesional ha puesto a disposición de las Comunidades Autónomas «todos los recursos educativos digitales disponibles alojados en Procomún y en el proyecto EDIA (Red de Recursos Educativos en Abierto) o los que facilita el Centro para la Innovación y Desarrollo de la Educación a Distancia (CIDEAD)».

Un ejemplo de centro que va a llevar a cabo teleformación es el CP Lugo de Llanera, que ya realizaba algunas actividades a través de su página web durante el curso, y ahora tratan de reforzar con más materias. Para ello, trabajan en dos líneas de actuación: para aquellos que tienen acceso a internet desde sus casas, y para los alumnos que no. Para los primeros, el centro ha decidido unificar el planteamiento metodológico para que sea sencillo tanto para las familias como para el profesorado. Así, los alumnos tendrán que entrar en la página web del colegio, donde, abriendo el menú, encontrarán un apartado denominado «alumnado» que, si despliegan, encontrarán las diferentes materias. Actualmente, cuentan con los contenidos de Ciencias Naturales e Inglés, ya que eran los contenidos ya marcados desde el comienzo del curso.

Una vez seleccionada la asignatura, se les llevará a un enlace donde aparecerán los diferentes cursos, desde primero de Educación Infantil hasta sexto de Primaria. Allí, hay contenidos desde documentos en PDF hasta vídeos, pasando por actividades interactivas. «Además, queremos utilizar Menuppal, que es una página donde los alumnos podrán llevar a cabo resolución de problemas», explica Jesús Riesco, director del CP Lugo de Llanera. Además, desde el centro se pondrán en contacto con las familias de los pequeños de manera instantánea a través de la aplicación Tokapp, plataforma de comunicación de educación.

Para aquellos alumnos que no disponen de acceso a internet en sus hogares, el centro ha tomado la decisión de entregar a las familias, de manera presencial en el centro una vez a la semana, evitando aglomeraciones, es decir, con una hora fijada previamente para cada familia, las tareas que sus hijos deban de realizar durante los siguientes siete días. «Aprovecharemos para reforzar los contenidos explicados previamente en clase, potenciar la lectura entre los alumnos, etc., ya que no es evaluable ni podemos avanzar en materia», aclara Riesco.

Por otra parte, el IES Doctor Fleming, de Oviedo, también mandará tareas a sus alumnos para estos días, aunque cada profesor tiene autonomía pedagógica para utilizar unas herramientas u otras. «Lo que recomendamos desde el centro es utilizar el entorno de Office 365», explica Santiago González, director del instituto. No solo aprovechar el correo electrónico, sino también otras herramientas que les permitan realizar tutorías, individuales o en pequeños grupos, a través de vídeo, que permite incluso aprovechar para realizar «algunas pruebas de idiomas». «Proponemos este espacio porque el alumno está acostumbrado a utilizarlo como refuerzo a la labor que hace el profesorado en el aula, que, con la situación en la que estamos, hay que darle un mayor uso y adquiere más importancia», aclara González.

Además, ya hay otros docentes que suben vídeos a Youtube para tratar de «llevar a cabo la docencia de la manera en la que menos sufran los alumnos». Un ejemplo de ello, es Heri Gutiérrez, del IES David Vázquez Martínez, en Pola de Laviana, que ha subido un vídeo explicando que, precisamente, estos días subirá vídeos con ejercicios de Economía para que realicen sus alumnos. Otro ejemplo, que ya se venía realizando antes de este brote, son vídeos del Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP), que ya en 2018 subían vídeos de cerca de 14 minutos, explicando los contenidos a modo de presentación con conceptos y gráficos e imágenes y la voz en off, que va explicando el contenido. 

También la Universidad de Oviedo ha puesto a disposición de profesores y alumnos su plan de docencia online para el seguimiento de las clases a través del espacio Ayuda Campus Virtual. El profesorado dispone de manuales, guías, ayudas y vídeo tutoriales sobre las herramientas disponibles, así como herramientas de comunicación directa con el personal técnico del Centro de Innovación Docente.

Comentarios

Así «telestudian» los alumnos asturianos desde casa