Salud cancela todas las consultas, pruebas y operaciones no urgentes

s.d.m.

ASTURIAS

Urgencias en el HUCA
Urgencias en el HUCA J. L. Cereijido

El Sespa reagrupa en centros la atención primaria, crea zonas de triaje en los accesos a los hospitales y reasigna al resto de los profesionales sanitarias

16 mar 2020 . Actualizado a las 15:39 h.

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) se blinda frente al coronavirus. El Gobierno del Principado ha preparado un plan especial de contingencia que supone una revolución total de los servicios y que está pensado para que el sistema asistencial resista durante el pico de la epidemia, es decir, en el momento de mayor extensión del COVID-19. Sin embargo, las medidas tienen que comenzar a adoptarse ya. Por esa razón, la gerente del Sespa, Concepción Saavedra ha anunciado la cancelación de toda la actividad asistencial demorable. Esto supone la suspensión efectiva de las consultas, pruebas y operaciones que no sean urgentes y la agilización de las altas hospitalarias. La Atención Primaria se reagrupará en centros y en las Urgencias hospitalarias se crearán equipos de triaje que separarán a los pacientes en dos circuitos diferenciados, uno para los sospechosos de coronavirus, por sus síntomas respiratorios, y otro para el resto. Además, se está buscan un espacio específico para todos aquellos casos que siendo leves, por sus circunstancias personales, no pueden pasar el periodo de aislamiento solos en casa.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

El refuerzo de la plantilla es otro de los aspectos fundamentales. Además de reordenar el destino actual de todos los profesionales sanitarios y no sanitarios, se contará con todos los refuerzos necesarios. Se está contratando a todos los profesionales disponibles, se está viendo la posibilidad de incorporar a los residentes de último año y de llamar también a todos los jubilados menores de 70 años

Con la previsión actual y el plan de contingencia ya diseñado, el Sespa se mantiene en contacto estrecho con los hospitales concertados y privados y ya ha mantenido reuniones de trabajo. No obstante, espera que la red pública y concertada sea suficiente para atender a todos los pacientes. Saavedra ha explicado que existen 2.745 camas y 151 plazas en la UCI que se verán reforzadas con las que se crearán en las zonas de reanimación quirúrgica.