Patrullas ciudadanas para vigilar las especies del Cantábrico

El Instituto Oceanográfico busca colaboradores para detectar cambios en la biodiversidad marina

Turismo deportivo. Bici en Xagó

No hace falta ser un profesional, tan solo tener interés o pasión por el mar y unos mínimos conocimiento. El Instituto Español de Oceanografía busca voluntarios que les ayuden a detectar cambios en la biodiversidad marina del Cantábrico. Un paseo por la playa, una jornada de buceo o anclado a una caña, una visita a la lonja o a un puerto pesquero, a una playa surfera o a una regata de vela pueden ser ocasiones perfectas para colaborar con la biología. Se trata del proyecto Diversimar que pretende obtener datos sobre la distribución de especies marinas para contribuir a la sostenibilidad pesquera.

La participación ciudadana es clave. El Instituto Oceanográfico, del que depende el centro de Gijón, señala que uno de los ejes de este proyecto consiste en contar con la colaboración de personas que tengan «relación con el mar» a cualquier nivel. Lo que quieren es que informen de avistamientos de especies marinas que les llamen la atención por alguna razón, por la singularidad de su aspecto, por el tamaño, porque no es una especie cantábrica o porque es raro encontrarlas en estas latitudes. «El conocimiento de los pescadores y usuarios del mar es fundamental para conocer de primera mano la importancia socioeconómica del mar en Galicia y el Cantábrico», explica.

Para sistematizar esta recogida de información desarrollarán una herramienta de ciencia ciudadana. Esta herramienta permitirá a los científicos que coordinan el programa obtener datos de calidad y hacer seguimiento constante. La idea es conseguir un geoportal con un visor web, en el que se volcará información ya recopilada sobre la distribución, biología y ecología de las especies marinas y en la que se incluirán todos los datos de valor notificados por las patrullas ciudadanas.

El proyecto cuenta con una parte didáctica. Su intención es elaborar materiales como por ejemplo varias guías que ayudarán a la identificación. Se programarán jornadas y talleres de formación. Todas las acciones de este proyecto serán gratuitas para sus destinatarios por estar cofinanciadas por el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP).

La rasa costera asturiana crece a dos velocidades

Una infografía de la Universidad de Oviedo con una comparativa de la rasa costera asturiana
Una infografía de la Universidad de Oviedo con una comparativa de la rasa costera asturiana

Una investigación de la Universidad de Oviedo revela que el cabo Peñas registra un salto de 50 metros por el movimiento de una falla. El litoral se eleva más hacia el oriente

El litoral asturiano se mueve. En concreto, se eleva a dos velocidades, una más lenta en el occidente y otra más rápida en el oriente. El punto más dinámico parece ser el cabo Peñas. Así lo ha determinado una investigación desarrollada por la Universidad de Oviedo, en dos proyectos diferentes, cuyos resultados acaban de ver la luz en la revista Geomorphology.

El estudio ha establecido que la rasa costera cantábrica, es decir el relieve plano existente en un tramo situado entre la costa de Cantabria y la de Burela (Lugo), se ha elevado más desde cabo Peñas hacia el oriente que hacia el occidente. La elevación es de naturaleza homogénea en ese tramo de la zona centro al oriente asturiano y está relacionada con el espesor de la corteza terrestre en el margen cantábrico. El origen de la rasa costera cantábrica está ligado a la acción del mar y se corresponde con una antigua plataforma de abrasión marina, que es como se denomina técnicamente al desgaste causado a una roca por la acción mecánica del agua cargada por partículas procedentes de los restos. Esa abrasión marina es hoy visible en cualquier playa actual.

Seguir leyendo

Comentarios

Patrullas ciudadanas para vigilar las especies del Cantábrico