Asturias no pedirá un adelanto en el pase a la fase 3

Salud sostiene que hay que guardar los 14 días establecidos. La hostelería ha pedido el adelanto de una semana

La gente disfruta en una terraza del buen tiempo en Oviedo
La gente disfruta en una terraza del buen tiempo en Oviedo

El consejero de Salud del Gobierno asturiano, Pablo Fernández, se ha mostrado este jueves partidario de cumplir con las fases de desescalada «tal y como estaba previsto» y «con mucha prudencia». Aunque le consta que otras comunidades han pedido adelantar los plazos para pasar de fase, Fernández lo ha descartado para Asturias, a pesar de que los datos epidemiológicos son buenos en la comunidad autónoma.

En una comisión parlamentaria por videoconferencia, Fernández ha dicho que «no es adecuado» pedir adelantos y sostiene que hay que guardar los 14 días establecidos para cada fase. De esta forma Asturias no pasaría a la fase 3, al menos hasta dentro de semana y media, si todo va bien. Según las previsiones del consejero, esa fase concluiría a finales del mes de junio. La patronal de la hostelería de Asturias, Otea, ha pedido precisamente hoy el adelanto de una semana a la fase 3. De esta manera, según José Luis Almeida, el próximo lunes se podrían poner en marcha locales nocturnos de ocio. 

Por lo que se refiere a la movilidad entre los territorios, Fernández se ha mostrado contrario y en este sentido ha defendido la declaración del estado de alarma para mantener las restricciones de movimientos. «En Asturias nos preocupa mucho», ha dicho. De hecho, Fernández considera que tiene que prolongarse el estado de alarma hasta que termine toda la etapa de transición para que no haya «trasiego» entre diferentes territorios.

«A mayor movilidad, más riesgo de contagio», ha insistido Pablo Fernández ante los diputados asturianos. Ha dicho que esa es la posición que sostienen los expertos epidemiólogos.

¿Fue Madrid la gran fuente de contagio del coronavirus en Asturias?

Desplazamientos entre Asturias y Madrid
Desplazamientos entre Asturias y Madrid

Un estudio concluye que los viajes desde y hacia la capital explican el 65 % de los casos en el momento pico de la epidemia en el conjunto de España

Madrid está siendo la comunidad autónoma más castigada por el coronavirus. La capital encabeza la tabla tanto de fallecidos como de infectados y eso ha provocado cierto recelo por parte de los habitantes de algunas regiones del resto del país por el temor a que los madrileños se desplazasen a sus localidades y el riesgo de contagio que eso podría suponer. Desde que se decretó el estado de alarma, los movimientos injustificados entre provincias están prohibidos -y lo estarán hasta la vuelta a la normalidad- pero los datos previos a este escenario demuestran el efecto que los desplazamientos desde y hacia la capital han jugado en la propagación de la enfermedad. Un estudio, elaborado por científicos del CSIC y la empresa Kido Dynamics, concluye que el 65 % de los casos en el momento pico de la epidemia de cada región responden a los intercambios poblacionales con Madrid una semana antes. Ese mismo trabajo refleja que en el caso de Asturias, y a pesar del elevado número de desplazamientos entre las dos comunidades, el efecto en la propagación de la enfermedad ha sido menor del que se podía esperar.

Seguir leyendo

Comentarios

Asturias no pedirá un adelanto en el pase a la fase 3