Test a profesores y mascarillas en clase: Asturias avanza en la vuelta al cole

Luis Fernández
Luis Fernández REDACCIÓN

ASTURIAS

Alumnos del IES Jovellanos de Gijón a su llegada a las aulas
Alumnos del IES Jovellanos de Gijón a su llegada a las aulas J.L. Cereijido

El Principado se inclina por implantar estas dos medidas. El Gobierno regional reevalúa el modelo y valora que sea mixto desde el primer día

20 ago 2020 . Actualizado a las 12:40 h.

El Principado contempla varios escenarios para la vuelta al cole, pero ha avanzado dos medidas que, con los datos actuales de evolución de la pandemia, considera razonable implantar: el uso de mascarillas en las aulas para mayores de seis años y la realización de pruebas PCR a los profesores antes del inicio del curso. Además, el Gobierno autonómico, que con las cifras de julio había defendido un modelo exclusivamente presencial, «valora» ahora la posibilidad de que sea un sistema mixto desde el primer día, con asistencia a las aulas combinado con la enseñanza telemática. «Los próximos 15 días serán definitivos», ha señalado el vicepresidente asturiano, Juan Cofiño.

El vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, ha pedido prudencia y sosiego a todos los agentes implicados -profesores, alumnos y padres- y aunque ha asegurado que entiende que todos quieren certidumbres, en el momento actual es imposible saber cómo va a ser ese inicio de curso. La evolución de la pandemia en los próximos 15 días será «clave» para fijar las pautas definitivas. Además, el próximo jueves está fijada una reunión de todas las autonomías con el Gobierno estatal en la que espera «coordinar medidas y encontrar un mínimo común». Esos dos elementos -cifras de contagios y consenso nacional- condicionarán la decisión definitiva.

En cuanto a medidas concretas, Cofiño ha recordado que ya hay en vigor una norma que exige el uso de la mascarilla para mayores de seis años y ha afirmado que «entendemos que no hay razón para que no sea exigible en el ámbito educativo». Respecto a los test al profesorado con carácter previo al inicio de curso, ha explicado que «forma parte de la discusión, pero nos parece una petición razonable». «A día de hoy, nos inclinamos a pensar que será necesario o conveniente realizar esos tests». Sin embargo, cuestionado sobre la opción de extender las pruebas a los alumnos, ha señalado que «parece excesivo hacerlo a los niños, pero habrá que ver la evolución de la pandemia».

El Principado «valora» un modelo mixto

La propuesta inicial de Educación, en el mes de julio, era la de un modelo exclusivamente presencial. En ese momento, Asturias vivía un momento de varios días con cero contagios, pero el Principado ya anunció la posibilidad de que a lo largo del curso se apostase por otros sistemas en función de la evolución de la pandemia. Con las cifras actuales de contagios, Cofiño ha reconocido que están «valorando» una opción mixta para esa vuelta al cole. «Estamos reevaluando con Salud si debe ser un modelo presencial de extremo a extremo o si debemos introducir medidas compatibles con modelos telemáticos», ha anunciado. Eso sí, ha dejado claro que el sistema «óptimo» es el presencial y ha apuntado que «puede iniciarse de una forma y transformarse» dependiendo de los datos.

El vicepresidente ha asegurado que el objetivo es que «el curso se inicie con las máximas garantías sanitarias y poniendo en valor la educación como servicio público». También ha recordado dos medidas ya anunciadas que, pase lo que pase, son «irrenunciables» para el Principado: el descenso de las ratios a 20 alumnos por aula en las edades tempranas -hasta los 14 años-; y la contratación de 400 profesores más para conseguir esa reducción de alumnos en los grupos.

Cofiño también ha adelantado que en los próximos días se conocerán los protocolos de actuación. Ahí se recogerán, por ejemplo, las medidas que se tomarán en caso de que encuentre un positivo en un centro. Estos protocolos serán tanto para los centros públicos como para los privados y, en función de si el curso es exclusivamente presencial o mixto, existe la posibilidad de que haya jornadas partidas y no solo continuas. «El tema de la presencialidad está relacionado con la jornada continua o partida», ha asegurado.

Por último, y al margen de recordar las últimas medidas aprobadas en la comunidad -prohibición de fumar en la calle cuando no se respete la distancia social y nuevas restricciones a la hostelería-, Cofiño ha aseverado que «seguramente no serán las últimas medidas que aprobemos». «Todo dependerá de la evolución epidemiológica, pero debemos ser muy exquisitos y ponderar los derechos de los ciudadanos».

Alumnos del IES Jovellanos de Gijón a su llegada a las aulas

Menos horas en el aula, sin extraescolares y con grupos burbuja: así será el próximo curso escolar en Asturias

Luis Fernández

La crisis provocada por el coronavirus ha dejado unas cuentas lecciones a la sociedad española. Una de las más importantes es que no pueden hacerse planes a largo plazo, que la enfermedad evoluciona a gran velocidad y que las normas que ayer valían hoy ya están desfasadas. Pero la gestión de la pandemia exige planificación y, por ello, las diferentes comunidades autónomas han ido presentando sus estrategias para afrontar el inicio del próximo curso escolar. El Principado ya había dado a conocer las líneas maestras de su plan y ahora los detalles han sido publicados en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA). Entre las medidas más llamativas están la apuesta por las clases presenciales, el recorte de horas en el aula para los alumnos de más edad (se dedicará ese tiempo a formación online), la cancelación de las actividades extraescolares o la creación de grupos estables -también llamados burbuja- para minimizar riesgos. Todas estas novedades son para el caso de que se mantenga la situación de nueva normalidad, pero el Ejecutivo autonómico baraja la opción de un agravamiento, situación en la que debería modificarse la normativa. En caso de un nuevo confinamiento, volverían a suspenderse las clases.

Seguir leyendo