Duras críticas de la oposición a los cierres y a las ayudas del Principado

Los partidos denuncian que son insuficientes y que los cierres están arruinando a miles de asturianos

Ripa y Barbón, en el pleno
Ripa y Barbón, en el pleno

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha reconocido que los datos de la pandemia en Asturias son «absolutamente negativos» y que, con una curva de casos que se ha disparado en las últimas semanas, es preciso mantener las restricciones y cierres perimetrales, medidas que han sido cuestionadas por la oposición, al igual que las ayudas previstas para los sectores afectados.

«Las medidas restrictivas son el único camino para contener la epidemia», ha señalado el presidente durante su comparecencia ante el pleno del parlamento asturiano, reunido de forma extraordinaria para que la oposición plantease las preguntas que no pudo hacer la semana pasada por encontrarse Barbón confinado tras haber sido contacto estrecho de un caso positivo de coronavirus.

En una jornada en la que se cumplen dos semanas del cierre de buena parte del comercio en toda la comunidad, Barbón ha señalado que la posibilidad de relajar esta medida y permitir que tiendas y servicios abran con límites de aforo o citas previas no se adoptará hasta el próximo lunes, una vez se vea la evolución de la pandemia durante esta semana.

Barbón ha reconocido que estas restricciones al comercio y la hostelería conllevan situaciones límites par muchos de los afectados, por lo que ha planteado la necesidad de dar respuesta rápida a sus necesidad y de aprobar unos presupuestos para el próximo año que incluyan un fondo de rescate para esos sectores.

Tras señalar que hasta el momento la pandemia ha tenido un impacto negativo en Asturias de 371,5 millones de euros -226,5 millones de gastos no previstos y 145 millones menos de recaudación- Barbón ha destacado que en sólo un día la mitad de los hosteleros y sector turístico que tiene derecho a solicitar las ayudas aprobadas por el Ejecutivo regional ya lo han hecho.

Previamente, Barbón había señalado que son pocas las comunidades autónomas que ya tienen un plan de ayudas como el aprobado ya en Asturias, que va a destinar un total de 33,3 millones a los sectores más afectados, de ellos, 19,6 millones, irán a aliviar la situación de la hostelería y negocios vinculados al turismo.

No obstante, la mayoría de la oposición ha coincidido hoy en criticar este paquete de ayudas por considerar que son insuficientes, como señalaba la presidenta del PP, Teresa Malada, o poco creíbles, en palabras de la portavoz de Ciudadanos Susana Fernández.

«Las ayudas puestas en marcha por el Principado llegan tarde y mal, puesto que muchos autónomos que solicitaron la prestación de 400 euros en abril aún no la han cobrado» ha señalado la portavoz de la formación naranja, para quien con esos antecedentes, no se puede creer que los 33,3 millones de euros van a llegar a los afectados antes de un mes.

Mallada, tras haber asegurado que en Asturias las medidas «llegan tarde, son insuficientes y son inadecuadas», ha pedido a Barbón que acepte con humildad la ayuda ofrecida hace unos días por la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso para prestarle asesoramiento sobre unas medidas que sí han funcionado en Madrid y asuma la posibilidad de trasladar enfermos a la capital para aliviar la presión hospitalaria.

Mallada le ha recriminado también que hubiese presumido durante el verano del «éxito asturiano» -Barbón ha rechazado tajantemente haber hecho uso de ese término en momento alguno a pesar de que muchos medios de comunicación sí lo hicieron- y que ahora los hospitales estén desbordado y haya decenas de fallecidos en las residencias.

Para el portavoz de Vox, Ignacio Blanco, esas medidas son el reflejo del fracaso de la gestión de la crisis, no sirven para frenar la pandemia y están arruinando a miles de asturianos que además ven cómo se disparan los contagios.

Previamente, el portavoz de Podemos, Daniel Ripa, había advertido de que las ayudas anunciadas por el Principado para los sectores afectados por la pandemia pueden ser insuficientes y le había pedido que fueran acompañadas de otras sociales para el conjunto de la población.

«Necesitamos calendario de ayudas concretas que lleguen de inmediato, sin tramites burocráticos y sin fecha de caducidad para la ciudadanos en su conjunto, no solo para el pequeño comercio», ha apuntado antes de pedir que se refuercen las plantillas sanitarias para poder combatir con más efectivos la segunda ola.

En respuesta a Ripa, Barbón ha admitido su responsabilidad en el exceso de confianza generado entre la población tras un verano en el que Asturias estuvo 25 días libre de covid, aunque también ha asegurado que si ahora está impactando más la pandemia en la región es porque también hay menos gente inmune que en otras comunidades autónomas y por el cambio estacional.

Asturias ya es la comunidad con los peores datos de contagios de la última semana

Luis Fernández
Paque de Invierno de Oviedo
Paque de Invierno de Oviedo

La incidencia de la Covid-19 por cada 100.000 habitantes a siete días se sitúa en el Principado en 345 casos

Que Asturias es una de las comunidades que más está sufriendo la segunda ola del coronavirus no es ningún secreto. A pesar del pequeño alivio de los dos últimos días en cuanto al número de infectados, la región sigue en una situación crítica y su sistema sanitario está próximo a la saturación. Y ahora hay un nuevo dato que confirma la gravedad del momento: Asturias es la comunidad con la tasa más alta de contagiados por cada 100.000 habitantes en los últimos 7 días, con 345. La media española se sitúa en 193 casos.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Duras críticas de la oposición a los cierres y a las ayudas del Principado