Asturias es la comunidad con mejores datos de contagios en la última semana

Luis Fernández
Luis Fernández REDACCIÓN

ASTURIAS

Una niña juega en el Mirador de La Providencia, en Gijón
Una niña juega en el Mirador de La Providencia, en Gijón Alberto Morante

La incidencia por cada 100.000 habitantes se sitúa en el Principado en 57, menos de la mitad que la media española

23 dic 2020 . Actualizado a las 19:42 h.

Asturias ya no es el paraíso anticovid que fue en verano, pero sus datos de contagios vuelven a ser comparativamente los mejores. Después de un mes de noviembre negro, en el que los nuevos positivos diarios llegaron a rozar los 800 y los fallecimientos se aproximaron a la treintena varias jornadas, el Principado ha conseguido doblegar la curva y ahora el panorama es muy diferente. De hecho, con 57 es la comunidad con menos tasa de contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días. Es menos de la mitad que la media española. El principal problema sigue siendo la presión sanitaria, ya que, aunque ha bajado, los ingresados en UCI superan el 21%.

Ante el descontrol de la pandemia a finales de octubre, el Principado aprobó duras restricciones que acabaron dando resultado. Aunque hubo que esperar casi un mes para que tuvieran efecto -algo que ya habían adelantado las autoridades sanitarias- una vez estabilizada la situación el número de nuevos contagios ha caído de forma rápida. Un ejemplo de ello es que en la última semana no se ha superado ni una sola jornada los 100 positivos. Esto ha permitido que el Principado sea la comunidad con menor incidencia a 7 días por cada 100.000 habitantes y la tercera -solo por detrás de Canarias y Andalucía- a 14 días. También tienen mejores cifras la ciudad autónoma de Ceuta. Los datos han sido publicado por el Ministerio de Sanidad a fecha 23 de diciembre.

Esta mejoría lenta pero constante ha permitido a la región salir del nivel extremo de alerta (el 4) hasta el alto, y en varios indicadores ya está en el medio (grado 2 de 4). El principal problema se centra ahora en la ocupación de camas hospitalarias. En lo que se refiere a los ingresados en planta, la situación es más estable, con un 9,88% de ocupación, pero el foco está puesto en las UCI, donde el porcentaje se eleva hasta el 21%. Es un escenario que ya habían previsto los responsables del Principado, ya que en el punto más complicado de la segunda ola explicaron que los ingresos se producen de medía 15 días después del contagio, situación que se retrasa todavía más en los casos de pacientes UCI. Además, estos últimos están de media un mes ingresados, por lo que aunque la situación se ha aliviado significativamente -llegó a ser del 49%-, todavía habrá que esperar unas semanas para que el ritmo de altas aumente.