«Rascacielos eólicos» en la reserva asturiana de la biosfera con mar y montaña

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCION

ASTURIAS

Río Eo, Oscos y Terras de Burón, que podría llegar a tener hasta medio millar de aerogeneradores, es reserva de la biosfera desde 2007 por sus altos valores ambientales

21 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Más de medio centenar de complejos eólicos o están en funcionamiento o en tramitación en la Reserva de la Biosfera Río Eo, Oscos y Terras de Burón, que está formada por los siete concejos de la comarca asturiana Oscos-Eo y otros siete municipios gallegos. Es la única de las siete reservas de la biosfera de Asturias que tiene costa y fue declarada como tal por la Unesco en 2007.

Fue la primera comunidad fuera de la red de espacios naturales protegidas en tener esta catalogación por sus elevados valores ambientales, como demuestra que tenga hasta una quincena de espacios incluidos en su territorio protegidos por figuras como zona de especial conservación (ZEC), zona de especial protección para las aves (ZEPA) o humedal de importancia internacional.

«Es preocupante el efecto acumulado que tendrán el gran número de complejos eólicos proyectados en el ámbito de la Reserva de la Biosfera, que ya cuenta con impacto directo de 12 complejos eólicos y 328 aerogeneradores, a los que está propuesto sumar otros 40 complejos y 266 aerogeneradores, teniendo por tanto un alto riesgo de perder la declaración de Reserva de la Biosfera debido a la degradación ambiental causada por el impacto acumulado de los aerogeneradores, viales, subestaciones y líneas de evacuación», consideran en la Plataforma Xente de Oscos-Eo, en la que piden, ante la invasión de proyectos eólicos en el occidente, una mejor planificación de la estrategia de transición energética en Asturias, con mayor visión territorial, antes de poner en marcha nuevos parques.