Un desayuno adecuado puede disminuir el riesgo de desarrollar el síndrome metabólico

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

Cristina Lasheras Mayo, profesora del Departamento de Biología Funcional de la Universidad de Oviedo
Cristina Lasheras Mayo, profesora del Departamento de Biología Funcional de la Universidad de Oviedo UNIVERSIDAD DE OVIEDO

El estudio, en el que colabora la Universidad de Oviedo, afirma que las personas que desayunan entre un 15 y un 30% de sus calorías diarias, serán menos propensas a sufrir patologías como la obesidad, la hipertensión arterial o la diabetes

15 ago 2023 . Actualizado a las 17:15 h.

Una investigación en la que participa la Universidad de Oviedo revela que un desayuno adecuado disminuye el riesgo de desarrollar el síndrome metabólico, según conclusiones que señalan que las personas que ingieren entre un 15 y un 30% de sus calorías diarias durante el desayuno presentan una menor proporción de obesidad, hipertensión arterial y diabetes.

El estudio apunta que aquellos individuos que realizan más de cinco ingestas al día, quizás debido a un mayor picoteo entre horas, tienen más probabilidades de sufrir el síndrome metabólico.

El trabajo, en el que colabora el Departamento de Biología Funcional de la universidad asturiana, precisa que una de las patologías que más está aumentado en el mundo es el síndrome metabólico, que ocurre cuando se dan en la misma persona, al menos, tres de los siguientes requisitos: obesidad, triglicéridos elevados, HDL-Colesterol bajo, hipertensión arterial y diabetes, y advierte que la dieta es uno de los factores que más influye en este síndrome.

Cristina Lasheras Mayo, profesora del departamento universitario ovetense y responsable de la investigación, explica que los estudios actuales sobre nutrición se centran no solo en averiguar cómo influye la ingesta total de alimentos y nutrientes, sino en la importancia de cómo distribuir dicha ingesta a lo largo del día. “Muchos estudios han concluido que el desayuno es una de las comidas más importantes del día y que aquellos que no desayunan tienen más problemas de salud. Sin embargo, la mayoría de los estudios que han valorado la relación entre la composición de la ingesta y distintas enfermedades, se han focalizado en el efecto de las comidas del mediodía, la cena o bien en la ingesta nocturna y son pocos los que lo han hecho en el desayuno”, comenta.

El estudio ha sido publicado en la revista científica 'Nutrients', de máximo impacto en este área de conocimiento, y se llevó a cabo en personas voluntarias del estudio prospectivo sobre dieta, cáncer y salud EPIC (European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition, por sus siglas en inglés), que se desarrolla en Asturias, Granada, Murcia, Navarra, Guipúzcoa y Barcelona.

Otro resultado significativo observado en este trabajo es una tendencia a desayunar menos cantidad de energía entre aquellos individuos que realizan más de cinco ingestas al día. Esta mayor frecuencia de comidas, quizás debido a un mayor picoteo entre horas por parte de estas personas, se relaciona con un 23% más de síndrome metabólico, informa EFE.