Anquela: «Lo de Forlín me parece una sinrazón»

El preparador oviedista pasó por rueda de prensa antes de medirse al Rayo

El entrenador del Real Oviedo, Juan Antonio Anquela, bajo la lluvia durante un entrenamiento del equipo en El Requexón.
El entrenador del Real Oviedo, Juan Antonio Anquela, bajo la lluvia durante un entrenamiento del equipo en El Requexón.

Oviedo

El entrenador del Real Oviedo atendió a los medios antes de emprender viaje a Madrid para enfrentarse al Rayo Vallecano mañana a las 21:00. Anquela mantuvo, como de costumbre, su discurso de prudencia con respecto al resultado, se deshizo en elogios hacia su próximo rival y se alegró de que la enfermería se vaya vaciando, aunque eso sea un «problema» para él. 

«Batalla. Esa es la palabra y no hay otra. El día que nos equivoquemos y no afrontemos el partido como debemos, no ganamos a nadie. No paro de decírselo. A cada partido a competir y a jugar bien. Tenemos que hacer las dos cosas».

«La fórmula es la de Huesca. Estar siempre hasta el último segundo peleando y siendo equipo. No hay más. Sin ser un equipo de fútbol no se consigue nada».

«Ojalá hayan entendido el mensaje. Eso es lo que quiero. No cambio el discurso, ni en las buenas ni en las malas. El fútbol en el tiempo que llevo me ha dicho que tengo que ir por ahí».

La enfermería se sigue vaciando

«Queda poca gente y Viti está muy cerquita, pero hay que ir con cuidado. Pero son problemas para mí».

«Falta el que se ha ido lejos por ahí. Yeboah ya viene. Yo no espero a nadie. Si nos quedamos esperando, se nos pasa el arroz. El arroz son 20 minutos y a los 25 a comer».

La amenaza amarilla

«Tengo unos pocos amenazados».

«No quiero meterme en líos, pero lo de Forlín me parece una sinrazón, vergüenza no, sinrazón».

«Una jugada de fútbol normal que llega antes al balón y lo despeja. No entiendo. Recurrimos y no nos la quitan. Tenemos muy poca fuerza».

«Cuando salga uno, entra otro, para eso están trabajando. Pero me da mucho coraje. Esta situación me da coraje».

El problema de los penaltis

«No es cuestión de suerte. Es cuestión de acierto. Se entrena, se tira. Tenía uno que no entrenaba, la cogía el domingo y todo el mundo se apartaba y sabía que era gol».

«Esto es la cabeza de cada uno y nada más. Lo bueno es que nos sigan pitando penaltis, aunque fallarlo no es tan bueno. Si nos siguen pitando es que estamos haciendo las cosas bien».

Próximo rival

«Tienen unas características… Son un muy buen equipo. Me da igual jugar contra el líder que contra el último. Miro otras cosas. Este viernes tenemos que ir a pelear, luchar, jugar bien al fútbol y competir ante un rival muy bueno con gente importante en todas las parcelas del campo».

«Me dolió la derrota (de la primera vuelta) porque fue la primera, estábamos ilusionados. Cuanto más te ilusionas en este juego, más trampa te tiene».

«Nos costó 20 partidos estar ahí. Eso no podemos olvidarlo nunca».

«Sé que lo que nos vamos a encontrar es un rival que juega bien y quiere la pelota contra otro que también la quiere y también juega bien».

Fecha para el derbi

«No he pensado nada. Queda un mundo para el derbi. ¿Qué voy a comentar? Prepararlo bien vosotros, pero para mí queda una eternidad».

Valora este artículo

10 votos
Comentarios

Anquela: «Lo de Forlín me parece una sinrazón»