Contracrónica: Pareja de ases, mano ganadora

Saúl Berjón y Toché son un valioso patrimonio dentro de un equipo trabajado

Gol Real Oviedo Carlos Tartiere Almeria.Los jugadores del Real Oviedo celebran el gol de Saul Berjon
Los jugadores del Real Oviedo celebran el gol de Saul Berjon

Oviedo

Los aficionados al Poker Texas Hold’em sabrán que tener dos ases en la mano no significa ser invencibles, pero sí que supone una importante ventaja estratégica para lograr la jugada ganadora. Eso es lo que son Saúl Berjón y Toché. Dos ases con los que el Real Oviedo tiene muchas papeletas para llevarse el bote.

Ayer, frente al Almería, los de la capital del Principado tuvieron ante sí una mano muy complicada. El Almería también tenía buenas cartas y Alcaraz supo jugarlas, pero no se esperaba que Anquela tuviera los dos ases ganadores.

¿El mejor partido de Saúl?

¿Fue ayer la mejor actuación de Saúl Berjón en lo que va de año? Si no lo es, está en el podio seguramente. No se trata únicamente de una asistencia y el gol de la victoria (con la ayuda del portero) tras una jugada que él mismo comienza. El asunto va mucho más allá. El ovetense es uno de los líderes de este grupo, un as de diamantes, y ejerce como tal. Apareció en Huesca y ayer volvió a estar en el sitio correcto y en el momento adecuado, cuando más necesidad tenía su equipo.

Son ya 6 goles (o 5 si este lo contamos como propia puerta) y 9 asistencias. Estadísticas impresionantes para «el Turu» en la jornada 23. Y quiere más. El ovetense ya ha dicho por activa y por pasiva que quiere ascender con el Real Oviedo. Ese es su objetivo individual y el de todo el equipo. Con este nivel, se puede soñar con algo bonito en junio.

La vuelta del killer

El otro as es el de corazones. Porque eso es lo que se ha ganado José Verdú Nicolás dentro del oviedismo. Toché llegó hace ya dos temporadas y media generando muchas dudas. Hoy solo existe agradecimiento hacia él.

Ayer, en dos minutos rescató a su equipo y dio esperanzas de mantener la racha de victorias en el Carlos Tartiere. Sus goles, su lucha, sus declaraciones o sus celebraciones muestran que para sentirse oviedista no hace falta haber nacido en la Calle Uría. A este murciano de 35 años le ha picado el bicho azul y no tiene cura.

Saúl Berjón y Toché. Dos ases. Las dos mejores cartas en una baraja ganadora. Dos futbolistas con los que identificarse e ir a la guerra. Una mano ganadora para el Real Oviedo. 

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

Contracrónica: Pareja de ases, mano ganadora