El ascenso se decide en los últimos metros

El Oviedo busca reforzar su delantera para cargar de pólvora un ataque que le permita alcanzar la primera división

Los jugadores del Oviedo celebran uno de los tantos de Steven
Los jugadores del Oviedo celebran uno de los tantos de Steven

Oviedo

Desde su regreso a la categoría de plata del fútbol español en la temporada 15/16, el Real Oviedo ha rozado cada año los puestos de la clasificación que dan acceso al playoff. La séptima plaza con la que el equipo azul cerró la última edición de La Liga 123, llegó tras un octavo y noveno puestos en las inmediatamente anteriores.

Y el asalto definitivo a Primera, tal y como demuestran los movimientos más importantes realizados durante este mercado de fichajes, pasa por reforzar la delantera. La secretaría técnica sabe que el ascenso se juega en los últimos metros y que un ataque goleador es fundamental para llegar a la máxima categoría.

La temporada 17/18 llevó a la Liga Santander a Rayo Vallecano, Huesca y Valladolid y cinco jugadores de estos tres equipos ocuparon alguno de los diez primeros puestos del trofeo por el máximo goleador. El pichichi fue Mata (Valladolid) con 27 goles y le siguió Raúl de Tomás (Rayo) con 23 tantos a los que hay que sumar los 12 que logró su compañero Trejo. Y la delantera del Huesca se metió también en el ranking gracias a los 32 goles anotados por Cucho Hernández y Melero, la mitad cada uno. Jugadores que suman goles. Tantos que acumulan puntos.

En esa misma temporada, sin embargo, el Oviedo se quedó séptimo siendo su máximo goleador Linares, que ya no está en el equipo, con 8. Y le siguieron con 6, muy lejos de los mejores artilleros, Toché, Berjón y el defensa Carlos Hernández.

Para mejorar unas estadísticas directamente relacionadas con el sostenimiento de un club en la zona más alta de la clasificación, el Real Oviedo ha conseguido convencer a Joselu, máximo goleador de la 2016/2017 con el Lugo (23 tantos), y espera que el Granada le permita vestirse de azul en los próximos días. El club andaluz, no obstante, pide que se abone un traspaso y el Cádiz está también interesado en contratar al jugador. Todos estos factores son los que complican una negociación que podría alargarse.

En la temporada en la que el onubense logró el pichichi, tuvo que superar las 22 veces que Roger lanzó el balón al fondo de la red para impulsar el ascenso del Levante. Ese año subió también el Getafe, apoyado en los 20 goles de Jorge Molina. El Oviedo, no obstante, no pudo pasar del octavo puesto a pesar de los 17 goles de un Toché al que le faltaron aliados. Su principal apoyo fueron los 8 tantos que acumuló Linares.

Y parece que la intención de la directiva carbayona es también que la referencia en el ataque sea compartida. La fórmula de repartir la responsabilidad goleadora funcionó en la 15/16, cuando Alvaés, Leganés y Osasuna lograron llegar a la división de oro sin tener un solo jugador capaz de superar la docena de goles de Roberto Torres (Osasuna) y Szymanowski (Leganés), que se quedaron lejos de los 22 que Sergio León hizo para el Elche.

En esta línea, a Toché y la posible llegada de Joselu se une también el interés del club de traer a Ibrahima. El jugador senegalés, ex del Atlético de Madrid entre otros, quiere dejar atrás el Cluj rumano. Su representante, asimismo, ya ha avanzado que ven con buenos ojos una llegada a la capital de Asturias y la operación está muy cerca de terminar con el delantero vistiendo la elástica carbayona.

Posibles fichajes que reforzarían una línea de ataque en la que el canterano Steven, que ya marcó en el segundo partido de pretemporada contra el Sanse y apunta a afianzarse al primer equipo, podría tener mucho que decir. Delanteros y goles para construir un equipo capaz de apoyarse en su ataque para apuntar al ascenso.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

El ascenso se decide en los últimos metros