La Pizarra: El disfraz del Oviedo en El Arcángel

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Sandoval y Anquela en el Nuevo Arcángel
Sandoval y Anquela en el Nuevo Arcángel LFP

Analizamos en cinco claves la victoria de los carbayones ante el Córdoba

27 ago 2018 . Actualizado a las 12:42 h.

Los primeros tres puntos del curso llegaron en forma de estampida. Juan Antonio Anquela se adaptó al esquema de tres centrales y carrileros del Córdoba y el Real Oviedo de la primera jornada que se defendía con balón viró a un equipo paciente sin el esférico y que buscó en todo momento castigar a la contra la desprotegida defensa rival.

Un plan establecido

El Oviedo saltó al Nuevo Arcángel con las ideas muy claras. Los azules cedieron la posesión a un conjunto de Sandoval incapaz de activar a sus hombres interiores. A pesar de acumular mucha gente a la espalda del centro del campo azul, Boateng, Muñoz y Tejera tapaban el pase e impedían que el balón llegara a zona peligrosa. Esto acababa con el Córdoba golpeando en largo, situación ideal para el potencial aéreo de Carlos Hernández y Christian.

El 0-1 terminó legitimar al plan de Anquela. Al ponerse por delante tan temprano, los blanquiverdes arriesgaban más y el Oviedo se frotaba las manos. Boateng seguía robando todo objeto esférico que pasaba por su radio de acción y Alfonso Herrero veía el partido tranquilo desde su área, algo que cambió tras el descanso.