El Alcorcón de Cristobal, mucho más que aferrarse a Santo Domingo

El exoviedista ha creado a uno de los conjuntos más sólidos de Segunda

Gol Alcorcon Deportivo Santo Domingo.Los futbolistas del Alcorcon celebran un gol ante el Deportivo en Santo Domingo
Los futbolistas del Alcorcon celebran un gol ante el Deportivo en Santo Domingo

Oviedo

Santo Domingo es un campo que siempre genera una gran cantidad de comentarios y alabanzas. En no pocas ocasiones, se simplifica el discurso hasta reducirlo todo a sus dimensiones como factor diferencial para el buen hacer del Alcorcón como local. Sin embargo, este año ha aterrizado en el sur de Madrid un entrenador que está elevando el juego y la apuesta alfarera. 

El equipo de Cristóbal Parralo es, según Juan Antonio Anquela, «el mejor equipo de todos contra los que ya hemos jugado». Un conjunto que, pese a que no ganó en las dos primeras jornadas ligueras, se ha encaramado a la zona alta de la tabla gracias a un juego tremendamente intenso, solidario y que obliga al rival a no cometer error alguno si desea rascar algo positivo. 

Los hombres de Cristóbal no se amilanan. Al contrario. Buscan el cuerpo a cuerpo y la disputa física por cada esférico. Fruto de esa confrontación, los madrileños se han convertido en el equipo que más faltas ha cometido en estas primeras jornadas. Hasta 109 en solamente seis encuentros. Todo ello ha supuesto 19 tarjetas amarillas y una roja. 

Cambios de sistema y racha de resultados

A diferencia de la temporada pasada con Julio Velázquez en el banquillo, el nuevo entrenador del Alcorcón ha apostado por un cambio de sistema, primando jugar con dos puntas como referencia de ataque. Una de ellas, Jonathan Pereira, está convirtiéndose en una pesadilla para las zagas rivales por su movilidad y capacidad de unir a los centrocampistas con el ataque. Su compañero en las últimas semanas está siendo Juan Muñoz, futbolista que estuvo en la órbita azul la temporada pasada. 

El resto, viejos rockeros que conocen la categoría como la palma de sus manos: Dani Jiménez, Laure, Bellvís, David Fernández y Burgos forman una defensa que solo ha recibido dos goles en seis encuentros. De hecho, son ya 360 minutos los que acumulan los amarillos sin que nadie haya conseguido batir a su cancerbero. 

Por delante, Dorca, Toribio, Peña y Nono. Otros cuatro jornaleros de la categría que conocen su oficio de principio a fin y que saben cómo asfixiar y someter a cualquier rival. Un equipo solidario, efectivo y efectista que no duda en apretar cuando pueden y replegar cuando es aconsejable. 

Comentarios

El Alcorcón de Cristobal, mucho más que aferrarse a Santo Domingo