Juan Muñoz: «En Segunda he aprendido que la historia y el palmarés no significan mucho»

Entrevista con el máximo goleador del Alcorcón, rival del Oviedo el domingo

Juan Muñoz celebra uno de sus goles al Cádiz
Juan Muñoz celebra uno de sus goles al Cádiz

Oviedo

Con tan solo 22 años, Juan Muñoz (Sevilla, 1995) ya ha vivido muchas cosas en el fútbol profesional. Debutó con su equipo de siempre, vivió un ascenso a Primera con el Levante y fue testigo en Zaragoza y Almería de lo complicado que puede ser la Segunda.

Tras recalar en Alcorcón este verano y ya afianzado como uno de los puntos fuertes del equipo de Cristóbal Parralo, habla con La Voz de Asturias a dos días de recibir al Real Oviedo (domingo, 12:00 horas).

-Pregunta: ¿Qué recuerdas de tu debut con el primer equipo del Sevilla?

-Respuesta: Fue en la Copa del Rey de la 14/15, contra el Sabadell. Ganamos 5-1 en el Pizjuán. Como puedes imaginar fue lo más bonito que le pudo ocurrir a un chaval que llevaba toda la vida en el club. Soy sevillista y tuve la suerte de jugar en el primer equipo y debutar en casi todas las competiciones.

-En la 15/16 formaste parte de un Sevilla con Unai Emery al mando.

-Así es. Éramos cuatro delanteros pero Inmobile se va en el mercado de invierno. Estaré eternamente agradecido a Unai Emery y a su cuerpo técnico por la oportunidad. Fue un sueño y aunque no jugué demasiado aprendí muchísimo.

-¿Ha notado mucho la cantera de Nervión el salto cualitativo que ha dado el Sevilla en el fútbol europeo en los últimos años? ¿El paso desde el filial al primer equipo es más complicado?

-Es algo lógico, sí. Si en cualquier club el primer equipo está año tras año jugando en Europa y estando arriba en la Liga pues al final frena la llegada de canteranos. El Sevilla siempre tuvo ese plus desde abajo, pero cuando las cosas van bien hay que ir poco a poco porque es difícil alcanzar ese nivel.

-¿En qué momento te das cuenta de que va a estar muy difícil instalarte de verdad en la primera plantilla?

-Cuando llega Sampaoli. Desde el primer momento me dijo que no contaba conmigo, algo que le agradezco. Me tocó buscar una cesión para seguir con mi proyección.

-A pesar de ser joven ya has vivido de todo en Segunda: un medio año irregular en Zaragoza y un ascenso con el Levante, otro año raro con el Almería, ahora Alcorcón…

-He pasado por todo, sí. Y al final me llevo todo lo que he disfrutado en cada club, algo que siempre hice. Nos dedicamos a una profesión muy peculiar y hay que ser consciente de lo que supone jugar a este nivel.

-Llega el verano de 2018. Te desvinculas del Sevilla tras dos años cedido en Zaragoza, Levante y Almería y por primera vez tienes que negociar un contrato. ¿Qué buscaste?

-Desde el primer momento estuve tranquilo porque llevo mucho con mi agente y confío mucho en él. Queríamos un equipo que me beneficiara y en el que pudiera sentirme futbolista, volver a mi mejor nivel y estar a gusto. No buscaba nada más.

-Poco antes de firmar con el Alcorcón se habló de un posible interés del Oviedo. ¿Supiste algo más?

-Tampoco me meto mucho en esos temas. Tenía claro que firmaba por el Alcorcón, pero al final por las redes sociales te enteras de todo y leí lo del Oviedo, sí. En esas fechas salen mil noticias, pero no dudé. Quería venir a donde estoy y les agradezco el interés y la confianza que desde el primer momento mostraron en mí.

-Alcorcón es una plaza diferente a Zaragoza, Levante o Almería. Aunque lleven muchos años en la categoría, siguen siendo ese club familiar y sin mucha presión por conseguir resultados.

-Durante estos años en Segunda aprendí que el nombre y la historia no significan mucho. Clubes diseñados para ascender sufren por no bajar y otros más humildes luchan por llegar a Primera.

El Alcorcón es un club familiar. Desde el utillero al presidente hay una armonía muy importante para el desarrollo del proyecto.

-¿Qué tal con Cristóbal Parralo?

-Llevamos poco tiempo y todavía no lo conozco mucho, pero me ha sorprendido para bien. Es un míster cercano, que siempre tiene algo bueno que decirte en los entrenamientos, buscando que estés al 100%.

-En Carranza (victoria 0-2 sobre el Cádiz, dos goles de Muñoz) disteis la sensación de estar muy compenetrados, el equipo en general y Jonathan Pereira y tú en particular.

-Jugar con jugadores del nivel de Jonathan es muy fácil. Ve el fútbol muy bien, como con Victor Casadesús o Álvaro Peña. Son jugadores de mucho nivel. Tenemos claro lo que trabajamos por semana y se ve en el campo.

Luego, claro está, hay que tener la pizca de suerte necesaria para ganar. Estoy muy contento y no solo por las últimas victorias, si no por todo lo visto desde la pretemporada.

-¿Cómo ves al Real Oviedo que os visita el domingo?

-Sabemos que el Oviedo es un gran rival y un gran club, seguro que nos lo pondrá difícil. Intentaremos contrarrestar sus puntos fuertes.

-¿Qué jugador carbayón te parece más peligroso?

-Todos son buenos. A nivel de equipo están muy bien trabajados y sabemos que no van a venir a regalarnos el partido.

-Siempre que se habla de Santo Domingo todo el mundo se pone a temblar. Tu ya jugaste allí de visitante y ahora es tu campo. ¿Qué tiene de especial?

-Sí que es verdad que siempre ha sido un campo que aprieta mucho. Parece pequeño pero no es así. Ahora que lo veo desde dentro la clave es la unión que hay entre afición y equipo. La grada aprieta y todos vamos a una, ese ambiente se nota más que en otros campos.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Juan Muñoz: «En Segunda he aprendido que la historia y el palmarés no significan mucho»