Un frente de ataque minado

El Oviedo cerró el 2018 sin su trío de delanteros habitual

Joselu, Ibra y Saúl Berjón
Joselu, Ibra y Saúl Berjón

Oviedo

La lesión de Ibrahima Baldé completó el puzzle más desgraciado para el Real Oviedo: su trío atacante titular, el que Juan Antonio Anquela puso en liza por última vez en el derbi ante el Sporting, estaba en el dique seco. 

Tres lesiones musculares que comenzaron en el descanso del encuentro ante el máximo rival, cuando Saúl Berjón dijo basta y con el 2-0 en el marcador decidió quedarse en el vestuario. Al ovetense le siguió Joselu, que tras estrellar un balón en el larguero de la portería del Reus su recto anterior de la pierna derecha sufrió una rotura de fibras.

Ya en la semana posterior al encuentro ante el Granada, y tras varias sesiones renqueante y retirándose antes de tiempo, Ibra también tuvo que parar debido a una nueva rotura de fibras.

El Real Oviedo llegó al último encuentro del 2018 sin su trío atacante más productivo, aquel que suma 9 de los 24 goles anotados hasta la fecha por el conjunto carbayón. Toché, Bárcenas y Viti formaron una delantera de circunstancias que, sobre todo por los intentos de este último, a punto estuvieron de derrotar al Málaga.

En Los Pajaritos, ante el Numancia, Anquela podrá recuperar a Saul y Joselu, dos de los miembros de su delantera favorita. Seguro que la vuelta de Ibra será el regalo que el técnico jienense pida a los Reyes Magos.

Comentarios

Un frente de ataque minado