El Oviedo rompe las maldiciones de dos en dos

Lo que significa la victoria del conjunto carbayón en Los Pajaritos

Los jugadores del Oviedo celebran el gol de Christian al Numancia
Los jugadores del Oviedo celebran el gol de Christian al Numancia

Oviedo

El gol de Christian Fernández en el descuento puso fin a dos malas rachas que habían acompañado al Real Oviedo desde su regreso a la LFP en 2015: ganar el primer partido del año nuevo y conseguir la victoria en Los Pajaritos.

En la primera cuestión, los azules llegaban al duelo de ayer con un bagaje de dos empates (vs Leganés en la 15/16 y vs Huesca en la 17/18) y una derrota (ante el Sevilla Atlético en la 16/17). La victoria 'in extremis' ante el Numancia permite por fin empezar al Oviedo un año con buen pie y volver a ganar a domicilio, algo que se le resistía desde la jornada 5.

Además, romper con el gafe de Los Pajaritos también refuerza al combinado carbayón. Dos derrotas y un empate habían cosechado los azules en las últimas tres temporadas, siendo el único campo, junto a La Romareda y el Juegos del Mediterráneo de Almería, donde no se había llevado los tres puntos en ninguna de sus tres visitas.

Una victoria en el último minuto siempre sienta mejor, pero hacerlo en ese campo y por estas fechas multiplica la satisfacción por dos. 

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

El Oviedo rompe las maldiciones de dos en dos