Una temporada de retroceso

El Real Oviedo cierra el curso sin la mejoría deseada para alcanzar el ascenso a Primera

Ramón Folch en el Real Oviedo-UD Las Palmas
Ramón Folch en el Real Oviedo-UD Las Palmas

Oviedo

Fracaso o decepción. Da igual el apelativo que cada uno quiera utilizar para definir la temporada del Real Oviedo. Una temporada más, y ya van cuatro, el conjunto carbayón se queda a las puertas del playoff tras estar inmerso en la pelea hasta los últimos instantes. Este curso, además, se ha producido una involución en los números del equipo. Esa es la realidad. 

El objetivo deportivo no era otro que el ascenso. Así lo hizo público Arturo Elías hace un año cuando el equipo se quedó a un gol de entrar en la fase de ascenso. Lo rubricó Joe Aboumrad, responsable de la Fundación Telmex y de Claro Sport y una de las personas de máxima confianza del Grupo Carso, el pasado mes de diciembre en su visita a la capital del Principado: «Todos sabemos que el objetivo es el ascenso, el grupo y el mister lo saben». Los pesos pesados de México no se escudaron en la escala presupuestaria de la categoría y apostaron por la máxima ambición deportiva. 

Ascenso directo o simplemente ascenso. Independientemente de los matices, el Real Oviedo se ha quedado muy lejos del objetivo marcado.  Más que lejos que nunca. Han sido 16 los puntos que han separado a los azules del deseado ascenso directo (Granada 79 puntos - Real Oviedo 63 puntos). En ninguno de los años anteriores había existido tanta distancia con respecto al segundo puesto. 

Ni siquiera el curso que finalizó con David Generelo en el banquillo se cerró con una desventaja tan grande. Aquel año, los azules sumaron 59 puntos (única campaña que no se sobrepasó la barrera de los 60), mientras que el Leganés ascendió con 74. 

Con Fernando Hierro en el banquillo se consiguió la menor distancia con respecto al ascenso directo. Los 61 puntos permitieron al Real Oviedo quedarse a solo 9 del Girona (70 puntos). Mientras que el año pasado, Juan Antonio Anquela consiguió sumar 65 y quedarse a 10 del Huesca (75 puntos).

Menos puntos, menos victorias, menos goles

Hasta esta campaña, el equipo de la capital había conseguido mejorar sus números poco a poco en casi todos los aspectos clasificatorios: 59 puntos - 61 puntos - 65 puntos. 16 victorias - 17 victorias - 18 victorias. 52 goles a favor - 47 goles a favor - 54 goles a favor. 

Este año, en cambio, se ha frenado esa progresión. De haberla mantenido, el playoff sería una realidad para los azules. En total, se han conseguido 17 victorias (una menos), 63 puntos (dos menos) y 48 goles a favor (seis menos). Además, los azules terminan con un balance goleador igual a cero, ya que han recibido los mismos tantos que han recibido. Este hecho solo se dio con Hierro al mando (47-47). El Real Oviedo es el único equipo de los diez primeros clasificados que no posee un balance positivo en este apartado. 

Comentarios

Una temporada de retroceso