Una pieza para completar el puzzle

El Real Oviedo busca a un centrocampista específico y así tener una medular de garantías

Tejera celebra su gol ante el Almería
Tejera celebra su gol ante el Almería

Oviedo

Que Pape Diamanka fuese el objetivo del Real Oviedo tras la marcha de Ramón Folch indica a las claras qué planes tiene el club carbayón para su centro del campo y cuál es el corte de centrocampista que se busca en el mercado. Nada de un pivote posicional cuyo rango de acción esté más cerca del área propia que de la rival, los azules quieren un futbolista que sea importante en la fase final de las jugadas.

A pocas horas del comienzo de la pretemporada, Sergio Egea cuenta seguro con Sergio Tejera, Jimmy y Edu Cortina. Riki y Javi Mier podrían estar en el inicio de los entrenamientos, pero su misión principal a lo largo del curso será liderar al Vetusta.

Por su parte, la situación de Lolo González es compleja. Su futuro está lejos de la capital del Principado y, aunque mañana estará en el arranque de la pretemporada, el gran objetivo del jugador es encontrar pronto un equipo de Segunda en el que pueda tener minutos de verdad. Que su salida sea en forma de cesión o rescisión de contrato es lo que está negociando con el Real Oviedo.

Que el centrocampista que se busca sea de un perfil dinámico da a entender que la función más posicional ya está representada en el equipo por Jimmy e incluso por Sergio Tejera. Al catalán se le suele relacionar más con la media punta que con la base de la jugada, pero fue en esta última posición donde en Tarragona logró lucir su mejor versión.

A día de hoy, y como lleva demostrando las últimas temporadas en el Vetusta, Edu Cortina es el más llegador de los componentes de la medular azul. Encontrar un jugador similar y que incluso tenga más relación con el gol que el ovetense es una de las tareas principales que tiene la secretaría técnica carbayona por delante. 

Comentarios

Una pieza para completar el puzzle