El descuento hunde en el descenso al Real Oviedo

Los azules caen ante el Fuenlabrada con un nuevo gol en el minuto 90 || Los azules pagaron con la derrota su falta de ambición en la segunda parte

Omar Ramos Sangalli Juanma Antonio Cristian Glauder Fuenlabrada Real Oviedo Estadio Fernando Torres.Omar Ramos y Sangalli luchan con Juanma y Antonio Cristian por un balón
Omar Ramos y Sangalli luchan con Juanma y Antonio Cristian por un balón

Oviedo

El Real Oviedo cayó en su visita al Estadio Fernando Torres (2-1). Un gol, otro más, en el minuto 90 vuelve a privar a los azules de sumar un punto a su casillero. Los dos tantosdel conjunto madrileño llegaron precedidos de fallos defensivos por parte de los visitantes. Errores que se están multiplicando y repitiendo con demasiada frecuencia en este arranque de campeonato.

Ni el cambio de sistema ni el cambio de alineación permitieron a los asturianos virar el rumbo en este primer mes de campeonato. El conjunto de Sergio Egea peca de falta de una falta de contundencia defensiva alarmante. Solo esto ya sería suficiente para encender las alarmas, pero es que además carece de un plan ofensivo claro. El recurso del balón largo a un Ortuño abandonado a su suerte no es suficiente para sumar victorias.

Este equipo tiene poco o nada que ver con lo que el preparador azul prometía en pretemporada o al final del curso pasado. En los diez encuentros que ha dirigido en su segunda etapa en el banquillo del Tartiere, suma tres victorias, dos empates y cinco derrotas. Números que le privaron del playoff el curso pasado y que condenan al Real Oviedo a pasar esta semana en descenso a Segunda División B. Demasiado pronto para hablar de fantasmas, pero…

Tercer encuentro liguero y tercera alineación por parte del técnico argentino. En esta ocasión, Egea apostó por una línea de tres por detrás de Ortuño compuesta por Saúl Berjón, Marco Sangalli y Omar Ramos. Movilidad y llegada al área, con Sergio Tejera y Jimmy Suárez en la medular. También había novedades en la zaga, donde Alejandro Arribas debutaba con la camiseta del Real Oviedo formando pareja con Javi Fernández. Christian Fernández sería el sacrificado.

El cambio de dibujo revitalizó sensiblemente a los asturianos, que saltaron como protagonistas al terreno de juego. Sin apabullar, pero conscientes de la importancia del encuentro. Sangall dispuso de una inmejorable ocasión en el minuto 3. El vasco se aprovechó de la indecisión de portero y defensa local, pero se encontró con una buena intervención de Biel Ribas.

Tras un leve susto por parte de Jeisson, volvió a la carga el Real Oviedo. En una falta lateral, Tejera se hizo con el esférico en el interior del área, recortó a Nteka y remató desde el área pequeña con su pierna buena. Ya se cantaba el gol por parte de la afición desplazada cuando, de nuevo, Biel Ribas negaba el primer tanto a los asturianos.

El Fuenlabrada castiga la pasividad azul. Ortuño revive al equipo

Cuando mejor estaban los asturianos en el plano ofensivo, tras una nueva ocasión de Ortuño a centro de Omar Ramos, los locales se adelantaron en el marcador. Fue en un saque de esquina en el que Antonio Cristian Glauder peinó en el primer palo y Jeisson, totalmente solo, remató a placer en el segundo.

El gol fue un mazazo anímico muy duro para el Real Oviedo. Apenas un minuto después, en otro saque de esquina, Iribas remataba completamente solo en el punto de penalti. El balón se estrellaba contra el travesaño. Tras 25 minutos a un buen nivel, los azules se veían totalmente desorientados tras dos defensas imperdonables en jugadas a balón parado.

Parecía difícil que un equipo que había mostrado una cara positiva en los primeros 25 minutos, estuviera ahora deambulando sobre el terreno de juego. En una acción casi sin peligro, Johannesson se hizo con el esférico en banda derecha, avanzó y puso un medido centro para la cabeza de Ortuño, que superó a Biel Ribas con un precioso remate. El asistente anuló el tanto para desolación del atacante, pero el VAR se encargó, tras un par de minutos de emoción, de darle validez.

Los de Sergio Egea conseguían llegar en tablas al descanso tras una fase final de primera parte de muy bajo nivel, sobre todo en la defensa del balón parado. Antes del pitido final, Juanma Marrero dispuso de un nuevo remate muy franco en otro saque de esquina.

Paradón de Herrero que salva el empate

Los madrileños arrancaron mejor tras la reanudación, sometiendo a los de Egea por velocidad, llevándose cada balón dividido. Y, como en los primeros 45 minutos, creando muchísimo peligro en pelota parada. Alfonso Herrero tuvo que realizar la parada de la tarde para evitar el 2-1. El cancerbero azul sacó una mano prodigiosa en un remate de Juanma tras una falta botada desde la derecha.

El preparador oviedista debió percibir que la balanza de inclinaba en favor de los madrileños, por lo que movió ficha rápidamente. El argentino dio entrada a Bárcenas en lugar de Omar Ramos, que fue de más a menos durante el encuentro. El panameño se situaba en banda derecha, dejando a Sangalli por dentro. Poco después, fue Lolo el que puso centímetros y fuerza a la medular al ingresar en lugar de Jimmy.

Tras un arranque bueno por parte del Fuenlabrada, el encuentro entró en un impás. Los madrileños empezaban a mostrar falta de ideas. El Real Oviedo, por su parte, era incapaz de organizar ataques ordenados o peligrosos. Solo alguna acción individual, algún arreón y poco más. El partido se podría decidir en el más mínimo detalle.

Bárcenas perdona el 1-2. Anderson sentencia en el descuento

Cualquier error, cualquier acierto podía convertirse en decisivo. Era solo cuestión de acertar. En un balón largo de Herrero, Ortuño ganó su enésimo balón aéreo y dejó totalmente solo a Bárcenas frente a Biel Ribas. El remate del panameño fue desviado a saque de esquina por el cancerbero. El Real Oviedo desaprovechaba así su mejor (y única) ocasión en todo el segundo tiempo.

El enfrentamiento estaba en tablas, pero a los azules les quedaba mucho que sufrir. A falta de tres minutos (más descuento), Tejera vio roja directa por un pisotón en el talón de Aquiles a un rival. Con diez sobre el campo, el Fuenlabrada consiguió el tanto de la victoria en el minuto 90. Como ocurriera en Coruña y frente al Lugo, los minutos finales fueron una condena para los del Principado. Anderson peleó y ganó un balón a Arribas, se orientó hacia la portería ante la pasividad de Johannesson y batió a Herrero con un fuerte disparo cruzado.

Castigo durísimo para el Real Oviedo, que pagó con otra derrota su falta de ambición en la segunda parte. Tres encuentros de liga y un único punto es el triste balance de un equipo que todavía no se ha conjuntado y, lo que es peor, que todavía no sabe a qué quiere jugar.

Fuenlabrada: Biel Ribas; Iribas; David Prieto, Juanma, Antonio Cristian Glauder; Cristóbal Márquez, Clavería; Fraile (Álex Vallejo, min 93), Nteka, José Fran (Anderson, min 78); Jeisson (Oriol Riera, min 65).

Real Oviedo: Alfonso Herrero; Johannesson, Javi Fernández, Arribas, Mossa; Jimmy (Lolo González, min 74), Tejera; Omar Ramos (Bárcenas, min 59), Sangalli, Saúl Berjón (Christian Fernández, min 89); Ortuño.

Goles: 1-0 Jeisson (min 28). 1-1 Ortuño (min 42). 2-1 Anderson (min 90)

Tarjetas: El colegiado Alejandro Muñiz Ruiz amonestó al visitante Arribas (min 47). Además, expulsó a Sergio Tejera (min 87) por roja directa.

Incidencias: Estadio Fernando Torres, 5.320 espectadores. Antes del comienzo del encuentro se guardó un minuto de silencio en recuerdo a Xana, hija de Luis Enrique Martínez, exseleccionador nacional.

Comentarios

El descuento hunde en el descenso al Real Oviedo