El Oviedo ensaya la estrategia bajo la lluvia

Los azules realizaron la última sesión a puerta abierta de la semana. Ibra se tuvo que retirar del entrenamiento tras un choque con Ortuño

Nieto y Omar Ramos luchan por un balón en El Requexón
Nieto y Omar Ramos luchan por un balón en El Requexón

Oviedo

Mañana pasada por agua en El Requexón. Una lluvia torrencial recibió al Real Oviedo al comienzo del entrenamiento, justo cuando los jugadores llegaban al campo nº5 para comenzar la sesión. Empapados y tras hacerse una foto con Aitor 'El Diamante' Nieto, empezaron a trabajar sobre el césped. 

Saúl Berjón, que sigue entre algodones debido a la sobrecarga sufrida la semana pasada, y Joselu, con una tendinitis en la rodilla, fueron las únicas bajas del día. En el caso del delantero onubense, saltó al césped para realizar carrera continua junto a Michi Menéndez, readaptador del club. Del filial estuvieron Riki, Viti y Steven Prieto. 

Javi Rozada, castigado por una fuerte afonía, delegó en Alberto Martínez, preparador físico, y Javier Benavides, segundo técnico, la dirección del entrenamiento. Tras un circuito de fuerza, el equipo realizó un ejercicio con porterías pequeñas en el que trabajaron la presión tras pérdida, la asociación, las ayudas y las correcciones defensivas. 

Después, un ejercicio de 2vs2 y 3vs2 sirvió para practicar las situaciones defensivas, el perfil en los duelos individuales y la defensa en inferioridad. Para seguir trabajando estos contextos defensivos, se pasó al campo nº3 y se jugó un partidillo de 5vs5, con cuatro equipos diferentes. Fue aquí cuando Ibra, tras un choque con Ortuño, sufrió un golpe que le obligó a abandonar el entrenamiento antes de tiempo. 

La sesión finalizó con un extenso trabajo de estrategia. Benavides tomó los mandos de la sesión y el equipo practicó acciones a balón parado ofensivas, tanto saques de esquina como faltas laterales. Durante el tiempo que duró la tarea, el segundo técnico azul hablaba de los mecanismos defensivos del Huesca y recordaba varias situaciones que se dieron ante el Almería

El Real Oviedo volverá a los entrenamientos mañana miércoles, ya a puerta cerrada. El jueves se celebrará la última sesión en El Requexón, ya que el viernes viajarán a Huesca y entrenarán en la ciudad oscense por la tarde. El sábado se celebrará el encuentro en El Alcoraz, a partir de las 16:00 horas. 

Comentarios

El Oviedo ensaya la estrategia bajo la lluvia