Un presidente alejado del foco, pero con mucho altavoz

Jorge Menéndez Vallina alterna épocas sin apariciones públicas con otras de gran exposición mediática

Arturo Elías y Jorge Menéndez Vallina, durante la visita del primero en 2018
Arturo Elías y Jorge Menéndez Vallina, durante la visita del primero en 2018

Oviedo

El pasado jueves 2 de abril, Jorge Menéndez Vallina, presidente del Real Oviedo, aprovechó su cuenta persona de Twitter para lanzar una reflexión personal sobre la situación actual que vive el país. El máximo mandatario azul señalaba que el mundo del fútbol no puede «actual al margen de la sociedad». Además, Vallina añadía que «no podemos tener gente dejándose la piel en esta batalla y estar más pendientes de reanudar o no una competición sin que la gente esté segura (jugadores, personal y sobre todo aficionados)».

Unas palabras que, lejos de crear polémica, buscaban alinearse con un enorme porcentaje de deportistas, conscientes que la salud es lo primero y que el mundo del deporte o del fútbol pasa a un segundo plano. Como siempre se ha dicho, lo más importante de las cosas menos importantes. Incluso Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, ha admitido ya que existe la posibilidad de «no jugar más esta temporada». Se puede resumir, por tanto, que las declaración de Vallina no iban más allá de lo que pueden opinar miles y miles de personas actualmente. 

La «sorpresa» saltó cuando ese mismo 2 de abril, Juanma Castaño, director de El Partidazo de Cope, atacaba al máximo mandatario azul, tildándolo de «mezquino» y calificando como lamentables sus tuits. El último capítulo de desencuentros con el que cuenta Jorge Menéndez Vallina, un presidente no muy dado a hacer declaraciones, pero que mezcla sus pocas apariciones con varios choques mediáticos directos, casi todos ellos por colocarse en una posición de defensa a los aficionados al fútbol, en general, y a los oviedistas, en particular.

Viejas rencillas con LaLiga

Aunque en esta ocasión no haya sido Javier Tebas el que ha contestado directamente al presidente azul, parece que los argumentos utilizados por Castaño el pasado jueves van en sintonía con el mensaje oficial de la LFP. No es la primera vez que Vallina utiliza Twitter para contestar a Tebas. Ya lo hizo el 28 de marzo de 2019 a raíz de una iniciativa por la que aficionados y dirigentes oviedistas no entrarían al estadio hasta el minuto 12 del choque contra el Deportivo de La Coruña como señal de protesta por el trato recibido en El Molinón siete días antes. 

No fue este el único desencuentro con el máximo mandatario de LaLiga, que llegó a afirmar que las aficiones del Real Oviedo y del Sporting habían organizado una pelea antes de un derbi en el Carlos Tartiere: «Cuando hace seis meses se pegaron los aficionados del Oviedo y el Sporting, en Singapur veías el telediario y no decían aficionados de ambos clubes, sino que 'en el fútbol español hay violencia'», afirmó Tebas. Unos comentarios que, de nuevo, volverion a encontrar respuesta oficial por parte del conjunto carbayón

Ruptura de relaciones con el Sporting

Sonado fueron también los días posteriores al derbi de la campaña pasada en El Molinón. El trato recibido por parte de la afición a su entrada al estado, así como varios de los familiares y acompañantes de directivos fue calificado por Vallina como «vejatorio y desproporcionado», además de considerarlo como «la gota que colma el vaso» tras una serie de desencuentros de los aficionados azules en distintos estadios de Segunda División.

Fue tras ese choque cuando el Real Oviedo decidió una ruptura de relaciones con el Sporting de Gijón, instándoles a una «disculpa pública» con sus aficionados que no se ha producido hasta la fecha. 

A líos con el Ayuntamiento

Las relaciones entre el club y el consistorio han sido otro frente de batalla continuo para el presidente del Real Oviedo para Joaquín Del Olmo. Aunque la sintonía mejoró con la llegada de Alfredo Canteli a la alcaldía, siguen existiendo tiranteces con ciertos temas, como el concierto de Marc Anthony en el Carlos Tartiere el próximo mes de junio organizado por el Ayuntamiento sin previo aviso al club carbayón. 

Pese a ello, nada parecido a lo vivido con la anterior corporación, con desencuentros en prácticamente todos los temas de actualidad oviedista, desde las marcas hasta la sustitución del césped del estadio. El momento más delicado se vivió con la colocación de unas mamparas de metacrilato en la zona visitante del Carlos Tartiere. Ante la lentitud de plazos oficiales, el club decidió su instalación sin la previa aprobación municipal, lo que provocó malestar en el seno del consistorio. Para Vallina, el Real Oviedo solo busca «la mayor seguridad de nuestros aficionados».

Arnau: «Estaría encantado de que Ziganda pueda seguir en Oviedo mucho tiempo»

Pablo Fernández
Ziganda charla con Francesc Arnau, Federico González y Bingen Arostegi en El Requexón
Ziganda charla con Francesc Arnau, Federico González y Bingen Arostegi en El Requexón

«No es momento de plantear ninguna renovación al no saber con qué presupuesto contaremos», dice el director deportivo azul

Además de analizar el contexto actual del fútbol en general y del Real Oviedo en particular, Francesc Arnau dibujó el escenario deportivo de la entidad carbayona. El catalán habló del trabajo de José Ángel Ziganda, las posibles renovaciones en la plantilla y el trabajo de la dirección deportiva azul mientras dura el parón. 

Confianza en el entrenador. Si se anulase la temporada, ¿renovaría?

«Es evidente que el trabajo de Ziganda se había empezado a notar, a nivel de resultados y, sobre todo, que el equipo estaba tomando la dirección que él quería. Afrontábamos un tramo decisivo de 11 partidos en buena forma, con un equipo sólido y que en Extremadura había demostrado que se podía ganar haciendo las cosas bien»

Seguir leyendo

Comentarios

Un presidente alejado del foco, pero con mucho altavoz