Cañedo: «La derrota debe ser un aprendizaje»

Declaraciones del técnico oviedista tras la contundente derrota ante el Burgos

Emilio Cañedo
Emilio Cañedo

Oviedo

Emilio Cañedo, entrenador del Real Oviedo Vetusta, compareció ante los medios tras la abultada derrota de su equipo ante el Burgos (4-0). El míster oviedista no quiso poner excusa alguna a la derrota, que asumió con tranquilidad y como «aprendizaje» para el futuro. Tras la goleada, Cañedo insiste en olvidar cuanto antes este resultado y concentrarse en los próximos choques.

«No hubo más partido que el de los primeros 45 minutos. La segunda parte fue inútil para los dos equipos. Tenemos que sacar la conclusión de que puede ser un muy buen aprendizaje para la plantilla y la gente joven que tenemos».

«Sería ventajista poner disculpas de que faltaba gente. Cuando uno falta, otro tiene la oportunidad de mostrarse y demostrar que puede servir al primer equipo. Era una oportunidad bonita para los que habían tenido menos minutos. En ningún momento de la temporada echamos en falta a nadie y tampoco lo vamos a hacer ahora».

«Nos vimos muy superados por un muy buen equipo con muy buenos futbolistas. Hay un muy buen trabajo detrás y un entorno importante y una ciudad importante. No tenemos nada que reprochar y ninguna disculpa».

«El campo estaba igual para todos. Sería poner disculpas. Venimos de una provincia del norte. Sería una disculpa mala poner como condicionante el campo. No hay disculpas. Nos vimos superados deportivamente por el Burgos».

«Es la primera vez en la temporada que sentimos la sensación de inferioridad. Hay que asumirla y mañana trabajar para que el próximo partido mejore».

«El Burgos me parece el equipo con mejores futbolistas, con mejor juego colectivo general y con el respaldo de una ciudad y una institución importante Siempre condiciona a los equipos rivales. Veníamos sabiendo que sería uno de los partidos más complicados del año. Desde el primer minuto nos vimos superados».

«El mensaje que mandamos es el que tiene que tener un equipo de cantera en esta situación. No íbamos a soñar con una remontada. Esa primera parte debe ser un aprendizaje para posteriores partidos. Tendremos partidos donde lo pasaremos mal y tenemos que saber sufrir. Es una de las partes importantes en la vida de un futbolista. Necesitas aprender de esta situación».

«Solo queda trabajar para la siguiente vez».

«Es un formato complicado. Tratamos de explicar a la gente de fuera que es difícil comparar. Todo lo que pasa es nuevo. Da la sensación que en esta segunda vuelta se va a romper la clasificación. Es complicado de entender que, al finalizar la primera vuelta, se enfrenten hoy aquí dos equipos separados por tres puntos. Uno que va a pelear por ser campeón y nosotros que vamos a estar en esa zona con otros seis equipos».

«Nos jugamos mucho en muy poco tiempo. Cuanto más sumemos, es fundamental».

«Este partido tenemos que borrarlo y pensar ya en Langreo».

Las notas: Otro punto que se queda corto

Pablo Fernández
Los jugadores del Oviedo celebran el gol de Nahuel al Málaga
Los jugadores del Oviedo celebran el gol de Nahuel al Málaga

El Real Oviedo, que comenzó perdiendo, se repuso a un mal inicio y puso en muchos aprietos al Málaga, pero no estuvo acertado de cara a puerta

El mejor

Nahuel Leiva: 8,5. El líder del Real Oviedo en la faceta ofensiva. Nunca se esconde, asume responsabilidades y, encima, acierta muchas veces. En el primer tiempo, cuando peor estaba el equipo, apareció para amenazar desde la izquierda. Tras el descanso, siguió a lo suyo y acabó marcando el 1-1. Acaba los partidos fundido porque participa en casi todas las acciones de ataque de los azules.

El once

Femenías: 5,5. Sin trabajo. Por primera vez en la temporada, acabó un encuentro sin ni una parada de mérito en su casillero. No pudo hacer nada en el gran disparo de Yannis que supuso el 1-0.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Cañedo: «La derrota debe ser un aprendizaje»