Cecilia Díaz, socióloga alimentaria: «Calcular el daño que hace la publicidad en la alimentación es imposible»

Nel Oliveira
Nel Oliveira REDACCIÓN

SABE BIEN

Cecilia Díaz-Méndez
Cecilia Díaz-Méndez

Es una de las coordinadoras de la publicación «El malestar de la alimentación», con la que varios expertos abordan una visión global del sistema a través del análisis de fenómenos particulares

11 may 2021 . Actualizado a las 11:41 h.

La catedrática de Sociología en la Universidad de Oviedo Cecilia Díaz-Méndez coordina -junto con la también profesora de Sociología Isabel García-Espejo- el libro El malestar con la alimentación (Ediciones Trea), que ofrece una visión conjunta del sistema alimentario actual a través del análisis de fenómenos particulares. Más de una veintena de expertos en la materia han participado en esta publicación.

-¿Qué referencias o puntos de partida han tenido para escribirlo?

-Venimos observando que hay un centro de atención entorno a la alimentación que tiene que ver con la salud. Vemos que se están dando respuestas muy diversas para buscar esa salud a través de la alimentación. Nos han llamado la atención lo que nosotros llamamos particularismos alimentarios. En este sentido nos encontramos con respuestas que hacen pensar que la gente está intentando vincularse a la alimentación más natural. También reacciones de los consumidores diciendo que necesitan saber más sobre los productos que compran. Le dimos a todo la categoría de malestar para entenderlo en conjunto, pero a la vez estudiarlo por separado. Por eso hay tanta diversidad de propuestas en el libro.

-¿Por qué muchos consumidores desconfían del sistema alimentario?

-Por la separación que progresivamente se ha dado entre quien produce y quien consume. La gente no tiene información directa sobre la forma en la que se producen los alimentos y sobre todo lo que pasa hasta que llegan a sus manos. Eso genera desconfianza. No obstante, la Administración ha intentado suplir esa información que falta con varias normativas en el etiquetado, los ingredientes del producto u origen, por ejemplo. Sin embargo, no parece que eso al consumidor le resulte suficientemente satisfactorio.