Bacalao al pil pil de erizo

Con una técnica sencillísima para conseguir bordar esta salsa, se trata de una receta perfecta para una cena formal

Raciones4

Es una de las recetas clásicas del recetario español, sobre todo en la cornisa cantábrica. Sin embargo, aunque parece un plato sencillo, bordar el pil pil requiere de paciencia, tiempo y maña. Para que el pescado se confite y la salsa esté en su punto hay diferentes técnicas; sin duda, la que propone Rocío Garrido es una de las más sencillas y eficaces.

Si conseguimos que este plato nos quede perfecto, solo nos queda darle un punto extra de distinción con el complemento del erizo, como nos enseña la autora de La cocina de mi abuelo. Si todavía no te sientes preparado para enfrentarte a este tipo de elaboraciones y tienes una cena en la que quieres arrasar como anfitrión, aquí tienes diez alternativas

Ingredientes
4 trozos de bacalao desalado
5 dientes de ajo
Media guindilla
300 ml. de aceite virgen extra
20?30 gr de huevas de erizo
Tomates cherry de acompañamiento
Instrucciones
  1. Pon el aceite en una cazuela baja y amplia

  2. Pela los ajos y cortálos en láminas finas. Saca las semillas a la guindilla. Añade los ajos laminados y la guindilla a la cazuela cuando el aceite empiece a estar caliente. Ve removiendo

  3. Cuando los ajos empiecen a tomar color retíralos a un plato junto a la guindilla

  4. En el mismo aceite, coloca los trozos de bacalao con la piel hacia arriba. Dejamos que se haga unos tres minutos, damos la vuelta y dejamos otros cuatro minutos con la piel hacía abajo (si es muy grueso, mantenemos un par de minutos más)

  5. Retiramos el bacalao y metemos al horno caliente a 50 º para que no se enfríe y se acabe de cocinar lentamente

  6. Mientras tanto, sacamos casi todo el aceite de la sartén con cuidado, pues la gelatina se queda en el fondo de la cazuela, solo dejamos un poco de aceite junto al suero (la gelatina) para el pil pil

  7. Cuando el aceite de la sartén haya templado, con un colador vamos removiendo para conseguir que la salsa se ligue. Al ver que la salsa está en el punto deseado, añadimos la hueva de erizo y seguimos ligando hasta que nos quede una salsa homogénea

  8. Emplatamos poniendo el bacalao en el plato, salseamos con el pil-pil de erizo, colocamos unas láminas del ajo tostado y acompañamos de unos cherrys confitados y unos brotes verdes

Autor Rocío Garrido De Sanxenxo, es la autora del blog La Cocina de mi Abuelo. También ha escrito el libro "Mel nas filloas" http://www.cocinademiabuelo.com/
Comentarios

Bacalao al pil pil de erizo