Susana Llorente, en un obradoiro en el instituto de Baio

El cedé dice adiós

El disco compacto ha puesto rumbo hacia la desaparición. Su promesa de eternidad, de inmutabilidad al paso del tiempo, ha durado cerca de cuarenta años. El formato, al menos en su forma de contenedor musical, camina hacia la extinción