El 20 de enero de 1990 la maternidad Belén hacía público el nacimiento del primer bebé probeta de Galicia. Era una niña que pesó 3,2 kilos y de la que se desconoce su identidad, al igual que la de sus padres. Era también el primer bebé obtenido mediante la fecundación in vitro en todo el noroeste de la Península. En la imagen posa con los doctores Ángel Ron, María José Varela y Vicente Goyanes

La evolución de la pescadería

Pescaderos gallegos se preparan para incorporar servicios como la degustación en tienda o la venta por Internet