Bomberos Unidos del Noroeste

Asturias, Galicia y Castilla León buscarán una gestión común de los recursos contra los incendios

.Asturias registra hoy hasta 32 incendios forestales que han obligado ya al desalojo de tres pequeñas localidades de Cangas del Narcea
Asturias registra hoy hasta 32 incendios forestales que han obligado ya al desalojo de tres pequeñas localidades de Cangas del Narcea

La financiación autonómica acaparó la mayor parte de la atención en el encuentro de presidentes del noroeste, con los jefes de los Ejecutivos de Galicia, Asturias y Castilla y León, en Oviedo; pero esa sólo era una de las tres patas sobre las que giró la cumbre autonómica. Además del impulso a las iniciativas relacionadas con el freno al declive demográfico; la cita abordó a preocupación por los grandes incendios que afectan a las tres comunidades --además de Portugal-- y que sólo en octubre en el Principado se saldaron con una superficie de casi 13.000 hectáreas calcinadas, el 93% en concejos del suroccidente. Parte del acuerdo es el compromiso de desarrollar la colaboración de los recursos de los tres territorios a la hora de afrontar el fuego «en tiempo real» y también con una acción destinada a formar a los magistrados y personal de la administración de la justicia para perseguir a los incendiarios. Para ellos tuvo el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo, las palabras más duras al afirmar que quien en días de fuerte viento y sequía provocan de forma deliberada un incendio «eso es un acto terrorista porque pone la vida de las personas en condiciones de un ataque despiadado». En octubre, en Galicia, cuatro personas fallecieron víctimas del fuego.

En el documento firmado en Oviedo por los tres presidentes se comprometen a revisar los protocolos de cooperación vigentes sobre los incendios forestales de manera que se llegue a establecerse «un mapa común de recursos, que en tiempo real, puedan ser movilizados por las tres comunidades autónomas». El propósito es diseñar un «sistema de gestión de emergencias por incendios forestales común que permita, en caso de apoyo recíproco, la incorporación de medios humanos y materiales en el Puesto de Mando Avanzado».

El texto incide en las peculiariades de los grandes fuegos, la gran mayoría de ellos provocados, que afectan al noroeste de toda la península ibérica, y de forma especialmente grave en el norte de Portugal, por lo que también pretende promover dentro de la Macrorregión Europea (la RESOE) para que acepte los trabajos de prevención y lucha contra el fuego entre los objetivos susceptibles de optar a convocatorias europeas.

Los otros puntos del acuerdo establecen que se deberá potenciar el «intercambio de experiencias entre profesonales» con evaluaciones anuales de esos trabajos; un marco formativo común, campañas conjuntas de divulgación y un solicitud, dirigida al Gobierno Central para que, dentro del Consejo Nacional de Protección Civil «se aborde la proliferación y simultaneidad de los grandes incendios (GIF) en los instrumentos de coordinación con las comunidades autónomas», así como análisis de su evolución y sus causas.

Respecto a los acuerdos en materia judiciales, las tres comunidades del noroeste, pretenden promover la coorperación con el Consejo General del Poder Judicial para la formación de magistardos y fiscales en los tres territorios que impliquen investigaciones y estudios sobre la eficacia en la lucha contra los incendios. También incrementar los «instrumentos y operativos» con que cuentan los agentes «para erradicar la impunidad con la que actúan los incendiarios en las condiciones actuales». También se insta al Gobierno a desarrollar «nuevas herramientas jurídicas para la investigación de los fuegos» y, incluso, solicitar al Ejecutivo central «medidas de lucha contra el minifundismo, promoviendo convenios de promoción de la gestión agrupada de tierras».

Quemas de pastos y venganzas, las causas más frecuentes de incendios

Europa Press
Incendio

La memoria de la Fiscalía recoge que ha descendido el número de pirómanos «perturbados» y crecen los motivados por «prácticas tradicionales inadecuadas»

La Fiscalía General de Medio Ambiente y Urbanismo ha alertado del «importante» aumento de incendios intencionados por caza, quemas para la obtención de pastos o venganzas y ha constatado un «descenso» notable del número de pirómanos a lo largo de 2016, en el que se investigó a 398 personas y se detuvo a otras 51. Así consta en la Memoria de la Fiscalía 2017, que analiza las actuaciones del Ministerio Público durante 2016 y que se ha presentado con motivo de la apertura del año judicial.

En el documento, la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo aprecia que en 2016 «ha vuelto a incrementarse» el porcentaje de los incendios forestales intencionados respecto a los años anteriores y afirma que 2016 se cerró con la campaña con el porcentaje más alto de los últimos seis años.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Bomberos Unidos del Noroeste