Asturias se estanca en el universo de las estrellas Michelin

Casa Marcial mantiene sus dos estrellas y otros siete locales conservan una. Marcos Granda, asturiano afincado en Madrid, consigue meter dos negocios en la guía

Restaurantes asturianos con Estrella Michelin
Restaurantes asturianos con Estrella Michelin

Redacción

No hay novedades de Lisboa. La esperada edición 2019 de la gala de entrega de las Estrellas Michelin fue más de lo mismo para Asturias, que mantiene inamovible el número de restaurantes con este distintivo en el Principado. De esta forma, la región sigue con las mismas estrellas con las que contaba la edición pasada, que mantuvo la estela de años pasados. Ninguno de los que periódicamente suenan para entrar en el olimpo consigue romper esa barrera. También es cierto que tampoco ninguno ha perdido el prestigioso distintivo internacional.

El más laureado de la región sigue siendo Nacho Manzano (dos estrellas) con su restaurante Casa Marcial, en Parres. Los que se quedan como estaban son los Morán, de Casa Gerardo (Prendes), El Real Balneario (Salinas), La Salgar y Auga (Gijón), El Corral del Indianu (Arriondas), Arbidel (Ribadesella) y El Retiro (Pancar). A pesar de que en los últimos tiempo se especuló conque Casa Marcial podría obtener la tercera estrella, todavía no ha llegado la hora para este establecimiento referente en la cocina asturiana.

La edición pasada de la gala de entrega de las Estrellas Michelin tampoco deparó sorpresas en la región y repitió el mismo número de restaurantes (8) y de estrellas (9) que el año anterior. La ausencia de nuevos establecimientos en esta prestigiosa guía se interpretó entonces, en algunos ámbitos, como un estancamiento de la cocina asturiana. El chef de El Corral del Indianu considera que deberían haber más locales de la región con este distintivo. «Están obsesionados con Cataluña. Este año lo han concentrado mucho en Barcelona y se está equiparando a las grandes ciudades», apunta José Antonio Campoviejo sobre la edición de 2018.

Esta situación de (estancamiento) o (de pocas novedades) choca con la de hace unos años, cuando Asturias estaba en los primeros puestos de comunidades autónomas con más estrellas, por delante de algunas como Madrid. Ahora ha quedado relegada a la mitad alta del ránking porque por detrás de ella aún quedan otras nueve comunidades que brillan menos. La opinión generalizada de cocineros y expertos es que son pocas distinciones, que en Asturias hay restaurantes que se merecen también entrar en esta lista de honor y que, algunos de los que ya están merecerían tener más. 

Por otra parte, el chef asturiano Marcos Granda, natural de Sotrondio y afincado en Madrid, consigue este año su segunda estrella por el restaurante Clos, muy cercano al estadio Santiago Bernabéu. La otra distinción que Granda ya atesoraba lo consiguió con el restaurante Skina, en Marbella, local que abrió en 2004 y cuya estrella llegó en 2009.

Comentarios

Asturias se estanca en el universo de las estrellas Michelin